Empresas

Hoteleros internacionales abandonan Acapulco

​En 2008 y 2012, las cadenas hoteleras internacionales Hyatt y Sheraton, respectivamente, salieron del puerto de Acapulco, derivado del clima de inseguridad y la falta de conectividad aérea hacia el extranjero, y actualmente únicamente se encuentran  Banyan Tree y Fairmont.
Claudia Alcántara
19 mayo 2015 19:57 Última actualización 20 mayo 2015 4:55
Playa de Acapulco el 1 de enero de 2015. (Eladio Ortiz)

El último hotel de marca internacional que se construyó en este destino fue el Banyan Tree Cabo Marqués, inaugurado en 2010.. (Eladio Ortiz)

Acapulco, Guerrero, fue por décadas el principal destino turístico de México, sin embargo, el clima de inseguridad y la falta de conectividad aérea hacia el extranjero alejó tanto a turistas, como a las cadenas hoteleras internacionales, al grado de que desde hace cinco años no se construye un solo hotel bajo estas firmas, e incluso, algunas decidieron salir.

El último hotel de marca internacional que se construyó en este destino fue el Banyan Tree Cabo Marqués, inaugurado en 2010.
La edificación de hoteles en el puerto se ha centrado en pequeños inmuebles, lo cual ha limitado el crecimiento de infraestructura en el destino.

En 2014, el número de cuartos disponibles en Acapulco creció 0.3 por ciento, respecto al 2013, en tanto Cancún logró un incremento en este mismo lapso de 1.5 por ciento; Nuevo Vallarta, 6.9 por ciento; y La Paz, 11.7 por ciento, de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo.

Bertha Medina, presidenta de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco, reconoció que las únicas marcas internacionales con presencia en el destino son Banyan Tree y Fairmont, ya que además de frenarse la construcción de nuevos hoteles de marca internacional, otras firmas han salido, como Sheraton y Hyatt.

“A Acapulco le hace falta que lleguen hoteles de cadena a nivel mundial, porque hay cadenas, pero nacionales. Nos hacen falta (marcas internacionales) en Acapulco para poder subir el tipo de categoría de turismo que recibimos”, dijo Medina.

Las llegadas de turistas extranjeros a hoteles de Acapulco durante 2014 reportaron su peor cifra desde 2007, cuando llegaron 70 mil 168 viajeros, mientras que el año pasado arribaron 109 mil 795. Los arribos de turistas nacionales a hoteles se ubicaron en 4 millones 481 mil, la cifra más baja desde 2011.

Lo peor es que grandes conglomerados ni siquiera consideran al puerto dentro de sus planes de expansión.

Jean Marc Janod, vicepresidente de Operaciones en México, Centroamérica y el Caribe de Starwood, operadora de las marcas Sheraton, Westin y St. Regis, aseguró que dentro de los planes de la compañía y de los inversionistas que adquieren sus conceptos no está considerado Acapulco, a corto, ni mediano plazo.

Acapulco sigue siendo Acapulco, lo que pasa es que para el inversionista el factor de seguridad sigue siendo algo importante, sobre todo en el aspecto hotelero, donde estamos hablando que la demanda turística extranjera está muy atenta a cualquier movimiento”, comentó.

Peter Gamez, vicepresidente de Global Sales at Commune Hotels & Resorts de las marcas Thompson y The Cape, señaló que es primordial la conectividad aérea entre el destino y sus mercados objetivos en el extranjero, pero en el caso de Acapulco, esto es nulo.

De las 11 aerolíneas extranjeras que volaban hace siete años a Acapulco, sólo United Airlines mantiene su vuelo desde Houston. Al día de hoy existen seis vuelos nacionales, operados por igual número de aerolíneas.

Entre enero y abril de 2015, la terminal del puerto recibió 30 mil 178 pasajeros internacionales, la segunda cifra más baja desde 2006, año en que llegaron 214 mil 299 turistas extranjeros.

José Portocarrero, gerente general de Banyan Tree Cabo Marqués, consideró que independientemente de la percepción de inseguridad, una condición que no ha fomentado la llegada de turistas y de inversión es la inestabilidad política.

Da clic en la imagen para agrandarla

La inseguridad y la falta de conectividad son factores que han mermado el atractivo turístico del puerto de Acapulco.