Empresas

Burger King planea comprar a Tim Hortons para ahorrar impuestos

Si la cadena de comida rápida estadounidense logra cerrar el trato con la empresa canadiense, mudaría su sede a ese país, donde el impuesto corporativo es de 26.5 por ciento, menor al 40 por ciento que cobra Estados Unidos.
Bloomberg
25 agosto 2014 11:27 Última actualización 25 agosto 2014 11:54
Burger King

(Bloomberg)

Burger King, la segunda mayor cadena estadounidense de hamburguesas, está en pláticas para comprar Tim Hortons y mover su sede a Canadá, con lo que se convierte en la más reciente compañía de Estados Unidos que busca mudarse a un país con menores impuestos.

Burger King crearía la tercera mayor cadena de comida rápida del mundo al fusionarse con el mayor vendedor de café y donas de Canadá, señalaron las compañías en un comunicado.

El impuesto corporativo de Canadá es típicamente de 25.6 por ciento, comparado con el 40 por ciento de EU, según la firma de impuestos y auditoría KPMG.

El trato renueva el debate sobre las compañías estadounidenses que mudan sus sedes internacionalmente en busca de menores impuestos corporativos. Esta tendencia fue criticada por el presidente Barack Obama el mes pasado, y sus ayudantes prometieron que la administración realizaría acciones para reducir esta práctica.

"Hay un modesto riesgo político en el trato, pero es difícil determinarlo porque todavía no hemos visto a la administración actuar para bloquear uno de estos acuerdos", señaló Will Slabaugh, un analista en Stephens Inc., en Arkansas.

Las pláticas de fusión hicieron que las acciones de ambas compañías se dispararan. Burger King subió hasta 18 por ciento, a 31.88 dólares, su mayor salto intradía desde su debut en la Bolsa de Nueva York hace dos años. Los títulos de Tim Horton aumentaron 21 por ciento, a 83.25 dólares canadienses, un récord. 

Las ganancias en los papeles impulsaron el valor de mercado de Burger King por encima de los 11 mil millones de dólares y el de Tim Hortons por arriba de los 10 mil millones de dólares canadienses (9 mil 100 millones de dólares estadounidenses).

El negocio combinado tendría unos 22 mil millones de dólares en ventas y más de 18 mil restaurantes en 100 países. El trato está sujeto a las negociaciones y ambas firmas no planean emitir más comentarios hasta que se logre un acuerdo o se abandonen las discusiones, según el comunicado.

Entre mediados de junio y finales de julio, cuando Obama comenzó a criticar los acuerdos para recortar los pagos de impuestos a través de mudanzas afuera de Estados Unidos, al menos cinco compañías grandes han anunciado planeas para hacerlo, entre ellas AbbVie Inc. y Medtronic Inc.

Desde inicios de 2012, al menos 21 compañías de Estados Unidos han anunciado o completado tratos, lo que representa casi la mitad del total de 51 transacciones de ese tipo en los últimos 30 años.

Burger King ya paga menos de 40 por ciento de impuestos, debido a que opera una mezcla de jurisdicciones impositivas. Su tasa efectiva de impuestos en 2013 fue de 27.5 por ciento, dijo la compañía en un reporte. Pero esta tasa podría elevarse eventualmente hacia el 35 por ciento si no realiza la mudanza, dijo Slabaugh.