Empresas

Broadcom ofrece 130 mil mdd por Qualcomm

De concretarse la compra sería la transacción más costosa en el sector tecnológico y Broadcom se convertiría en el tercer mayor fabricante de chips del mundo, donde estaría muy cerca de alcanzar a Samsung e Intel.
Ian King | Bloomberg
06 noviembre 2017 7:38 Última actualización 06 noviembre 2017 10:35
Qualcomm (reuters)

Qualcomm (reuters)

Broadcom ofreció este lunes 130 mil millones de dólares por Qualcomm, dando inicio a un ambicioso intento por la mayor adquisición del sector de tecnología de la historia en un acuerdo que podría agitar a la industria de la electrónica.

Broadcom presentó una oferta de 70 dólares por acción en efectivo y acciones por Qualcomm, lo que representa una prima del 28 por ciento por el mayor fabricante mundial de chips de telefonía móvil en relación al precio de cierre de las acciones el 2 de noviembre.

La compra de Qualcomm convertiría a Broadcom en el tercer mayor fabricante de chips, detrás de Intel y Samsung Electronics.

El negocio combinado se convertiría instantáneamente en el proveedor por defecto de un conjunto de componentes necesarios para construir cada uno de los más de mil millones de teléfonos inteligentes que se venden cada año.

El trato sería mucho mayor que la adquisición en 67 mil millones de dólares por parte de Dell de EMC en 2015, en ese momento la más grande de la industria de tecnología

"Esta transacción complementaria posicionará a la compañía combinada como un líder global de comunicaciones con una impresionante cartera de tecnologías y productos", dijo Hock Tan, presidente y máximo ejecutivo de Broadcom, en un comunicado.

"No haríamos esta oferta si no estuviéramos seguros de que nuestros clientes globales comunes aprobarían la combinación propuesta”.

Tan está haciendo la propuesta a Qualcomm cuando la otra imparable fabricante de chips cojea en un raro momento de debilidad.

La unidad más rentable de Qualcomm, que licencia tecnología de telefonía móvil, está bajo ataque de medidas regulatorias en todo el mundo y un desafío legal de Apple.

La demanda podría hacer que Apple deje de comprar chips de Qualcomm para usar en el iPhone y otros productos, lo que asestaría un duro golpe a una unidad que representa la mayor parte de los ingresos de Qualcomm.

Mientras tanto, Broadcom cuenta a Apple entre sus principales clientes.