Empresas

Boeing y SpaceX ganan contrato para ser ‘taxi’ de la NASA

Las empresas Boeing y Space Exploration Technologies, de Elon Musk, recibirán hasta 6.8 mil millones de dólares para transportar a astronautas a la Estación Espacial Internacional, informó la NASA.
Bloomberg
16 septiembre 2014 15:47 Última actualización 16 septiembre 2014 16:59
Etiquetas
Dragón v2, de SpaceX. Imagen: Cortesía SpaceX

Cápsula Dragón v2, de SpaceX. Cortesía: SpaceX

Boeing y Space Exploration Technologies, de Elon Musk, recibirán hasta 6.8 mil millones de dólares en fondos federales para ayudar a Estados Unidos a reanudar las misiones tripuladas y poner fin a su dependencia de cohetes rusos.

El contrato para transportar a los astronautas a la Estación Espacial Internacional pagará un máximo de 4.2 mil millones de dólares a Boeing y 2.6 mil millones a SpaceX, señaló la NASA este martes. Un tercer contendiente, Sierra Nevada, fue excluido.

El contrato corona una competencia por el derecho a construir la primera nave tripulada de Estados Unidos desde que la NASA retiró la flota de transbordadores en 2011; desde entonces, la agencia utiliza cohetes rusos Soyuz, en un arreglo que cuesta alrededor de 70 millones de dólares por asiento y que se complica ante las tensiones con el presidente Vladimir Putin por la crisis en Ucrania.


"Estamos un paso más cerca de lanzar nuestros astronautas desde suelo estadounidense en naves espaciales americanas y así poner fin a la dependencia hacia Rusia para 2017", dijo el administrador de la NASA, Charlie Bolden, en un comunicado.

"Dejar esta transportación a la industria privada, permitirá a la NASA centrarse en una misión aún más ambiciosa: enviar humanos a Marte".

NUEVO RUMBO

Con este proceso, la NASA está trazando una nueva dirección, 45 años después de enviar por primera vez a seres humanos a la Luna.

La agencia apunta a la industria privada para que se haga cargo de las misiones cercanas a la Tierra mientras que centra sus recursos en misiones lejanas; la dependencia trabaja para que en cuatro décadas pueda enviar humanos más allá de la órbita baja terrestre.

Boeing y SpaceX podrán realizar cada uno hasta seis misiones como parte del contrato, señaló la NASA. Los pagos dependerán de los logros alcanzados por los contratistas antes de que su nave espacial esté certificada como segura para los vuelos humanos.

Este anuncio es un avance para las ambiciones de Musk y su SpaceX, con sede en California, la primera empresa privada en entregar cargamento a la Estación Espacial y que busca convertirse en una potencia de la industria aeroespacial mundial. Musk, de 43 años, quien también dirige al fabricante de automóviles eléctricos Tesla Motors, se ha fijado el objetivo de enviar astronautas a Marte.


LAS OPCIONES

La cápsula Dragón v2, de SpaceX, con capacidad para siete personas, fue diseñada con la vista puesta en los viajes interplanetarios; es capaz de aterrizar verticalmente en cualquier lugar en la Tierra "con la precisión de un helicóptero", según el sitio web de la compañía.


La nave CST-100 para siete pasajeros de Boeing tiene sus raíces en las misiones lunares de la era Apolo, y su regreso a la Tierra sería amortiguado por bolsas de aire y paracaídas, según el sitio web de la empresa. Boeing, con sede en Chicago, fue el único competidor en completar todos los hitos del diseño de la NASA a tiempo.


Boeing fue un socio crucial en los programas Apolo y el programa de transbordadores de la NASA.

Mientras la cápsula Dragón V2 sólo puede volar en cohetes Falcon 9, el CST-100 podría montarse sobre cuatro cohetes diferentes, incluyendo vehículos de lanzamiento de su competidor.

Por ahora, los astronautas rusos y estadounidenses continúan entrenando juntos durante las misiones Soyuz en medio de tensas relaciones entre los dos países.

Astronautas estadounidenses están programados para despegar hacia la Estación Espacial desde suelo ruso el 25 de septiembre y 23 de noviembre, de acuerdo con información publicada en la página web de la NASA.