Empresas

BMW construye en SLP
su planta número 29

La automotriz alemana eligió a San Luis Potosí para instalar su planta número 29, cuya construcción iniciará en 2015 con una inversión de alrededor de mil millones de dólares; en el primer año de funcionamiento, empleará a unas mil 500 personas.
José Antonio Durán
03 julio 2014 12:30 Última actualización 03 julio 2014 14:12
Presentación BMW.

"En esta administración buscamos elevar la competitividad de toda la economía mexicana, y las reformas estructurales son una forma de fomentar la calidad de vida y empleo para los mexicanos, además de precios energéticos competitivos", apuntó Enrique Peña Nieto. (Axel Sánchez)

BMW construirá en San Luis Potosí su planta número 29, con una inversión de aproximadamente mil millones de dólares y una capacidad de alrededor de 150 mil unidades anuales, según Harald Krüger, miembro del Consejo de Administración del Grupo BMW Ag y vicepresidente de Producción.

El anuncio se realiza durante la ceremonia celebrada este jueves en la Residencia Oficial de Los Pinos, con la presencia del Jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, y de Ildefonso Guajardo, de la Secretaría de Economía, entre otros.

Con esta nueva planta, cuya construcción arrancará el próximo año para iniciar la producción de vehículos en 2019, la automotriz alemana contará con operaciones en 14 países.

"México es un emplazamiento ideal para BMW Group y será una planta importante de nuestra red de producción. En el transcurso del primer año de funcionamiento de la planta, trabajarán en ella unas mil 500 personas", dijo el representante de la marca.

La empresa dará a conocer próximamente qué modelos de BMW se fabricarán en la planta de San Luis Potosí.

México ofrece una posición competitiva dentro de la región del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por la existencia de numerosos tratados de libre comercio, entre ellos tratados con la UE y con los estados del Mercosur, que fueron razones fundamentales para elegir al país.

"Esta decisión subraya una vez más nuestro compromiso en la región del TLCAN, compromiso que inició desde hace 20 años con nuestra planta estadounidense de Spartanburg, en la cual fabricamos vehículos de la marca BMW", apuntó Harald.

Otras ventajas consideradas son la disponibilidad de trabajadores calificados en la región, la presencia de una sólida red de experimentados proveedores, así como la existencia de una infraestructura bien desarrollada.

BMW tiene en la actualidad relaciones con proveedores mexicanos, a los que compró productos en el 2013 por un valor de mil 610 millones de dólares.

La empresa alemana está presente en México desde 1994 con una compañía de ventas. En 2013, vendió 13 mil 992 vehículos en el país, un aumento interanual de 18.3 por ciento. En ese mismo año, se vendieron dos mil 64 motocicletas, 16.6 por ciento más en comparación con el año anterior.

En marzo del presente año, BMW anunció que se invertirán otros mil millones de dólares en la planta estadounidense de Spartanburg, con lo que, hacia finales del año 2016, la capacidad de producción aumentará a 450 mil vehículos, lo que la convertirá en la más grande de la red de producción internacional de la firma.

Además, en el joint venture de la planta de fibra de carbono en Moses Lake, Washington, se invertirán adicionalmente 200 millones de dólares con el fin de ampliar las instalaciones y triplicar a largo plazo la capacidad de producción de esa planta. De esta forma, se transformará en la más grande del mundo del sector de producción de fibra de carbono.

BMW Group invertirá un total dos mil 200 millones de dólares en la región del TLCAN hasta el año 2019.

Simultáneamente, la empresa alemana está construyendo una planta en el estado Santa Catarina, en Brasil, en la cual prevé iniciar la producción en el transcurso de este año.

Con plantas en EU, México y Brasil, BMW tendrá una amplia capacidad de producción en sitios clave de Norte y Sudamérica, destacó el ejecutivo.