Empresas

Bayer logra, por fín, acuerdo de compra de Monsanto

Luego de varias ofertas, la alemana logra un acuerdo por 66 mil millones de dólares para crear el mayor proveedor mundial de semillas y pesticidas.
Reuters
14 septiembre 2016 7:11 Última actualización 14 septiembre 2016 12:15
¿Odiarán a Bayer como odiaron a Monsanto?

Este es el mayor acuerdo de adquisición del año hasta el momento y la mayor oferta en efectivo de la historia. (AP)

NUEVA YORK.- El fabricante alemán de medicamentos y productos químicos Bayer informó este miércoles que acordó la compra de la firma estadounidense de semillas Monsanto en cerca de 66 mil millones de dólares, incluyendo deuda, poniendo fin a meses de discusiones tras aumentar su propuesta por tercera vez.

Este es el mayor acuerdo de adquisición del año hasta el momento y la mayor oferta en efectivo de la historia, y se da luego de previos intentos fallidos de la alemana.

El acuerdo creará una compañía al mando de más de una cuarta parte del mercado mundial combinado de semillas y pesticidas, en una industria de suministros agrícolas que se consolida rápidamente.

Sin embargo, las autoridades de competencia probablemente escudriñarán de cerca el negocio, en medio de las críticos de algunos de los propios accionistas de Bayer sobre un acuerdo por el que dicen podrían estar pagando en exceso y dejando de lado los tradicionales negocios farmacéuticos de la compañía.

Las acciones de Bayer cerraron operaciones en alza de 0.27 por ciento, a 93.55 euros en la bolsa de Fránkfurt. Más temprano, la acción llegó a repuntar hasta 3.0 por ciento tras conocerse el acuerdo.

En tanto, al filo de las 12:20 hora local de México, los papeles de Monsanto subían 1.23 por ciento, a 107.42 dólares.

Bayer va a financiar la transacción con una combinación de deuda y capital. 

Bank of America, Credit Suisse y Rothschild aconsejaron a Bayer sobre la transacción, mientras que Morgan Stanley y Ducera actuaron para Monsanto.

El acuerdo le da a la alemana acceso a más de 2 mil variedades de semillas para cultivos como maíz, soja y trigo.

En las últimas dos décadas Monsanto ha sido pionera en la comercialización de organismos modificados genéticamente (OMG) o transgénicos. Variedades de OMG de maíz y soja representan en la actualidad más del 90 por ciento de los cultivos en Estados Unidos, pero se han enfrentado a una fuerte oposición por parte de los consumidores de Europa y están prohibidos o rigurosamente controlados en muchos países.

La decisión de Bayer de combinar su negocio de productos químicos, el segundo más grande del mundo después del de Syngenta AG, con la empresa líder en la industria de semillas, es el último de una serie de acuerdos importantes en el sector de los productos agroquímicos.

La empresa alemana tiene el objetivo de crear una oficina centralizadora para semillas, agroquímicos y servicios asistidos por computadora para los agricultores.

Esa fue también la idea detrás del interés de Monsanto por Syngenta el año pasado, del que la empresa suiza se defendió, sólo para más tarde acordar una venta a la estatal china ChemChina.

La caída de los precios de los cultivos y la búsqueda de una mayor eficiencia han provocado una serie de ofertas durante el año pasado. En diciembre DuPont y Dow Chemical acordaron fusionarse y luego forjar una nueva unidad de cultivo en la ciencia. Y en febrero, China National Chemical Corp acordó adquirir la suiza Syngenta.