Empresas

Barared conecta al internet a clases bajas

La empresa arrancó operaciones en 2007 a través de casetas telefónicas en las “tienditas de la esquina”, pero actualmente cuenta con más de mil puntos de venta con internet, tablets y pago de servicios.
Ramiro Alonso
15 abril 2014 21:12 Última actualización 16 abril 2014 5:0
Barared

José de Jesús González encontró un nicho de negocio rentable, pues grandes empresas no atienden a la población de bajos ingresos del país. (Alejandro Meléndez)

Barared es una empresa de telecomunicaciones que ha evolucionado rápido, debido a que sus clientes potenciales son aquellos que habitan en mercados que para grandes operadores no son rentables.

Sin embargo, el fundador José de Jesús González asegura que la misión de la empresa es muy clara: conectar con el mundo a través de internet a las personas de los niveles socioeconómicos bajos del país.

Barared provee servicios de telecomunicaciones a poblaciones de bajos niveles de ingresos, como voz, internet de banda ancha y servicios financieros, a través de alianzas estratégicas con instituciones como Banamex y Bansefi.

La firma se fundó en 2006 e inició operaciones en 2007 mediante la instalación de casetas telefónicas en las “tienditas de la esquina”. Pero el avance tecnológico y la demanda por los servicios propiciaron que la compañía emprendiera una evolución tecnológica.

De las tradicionales casetas telefónicas con sus servicios de voz pasaron a ofrecer servicios de internet a través de tablets: después llegaron los servicios financieros y este año esperan iniciar un proyecto que permitirá llevar consultas médicas a través de banda ancha en las mismas casetas instaladas.

En México, según datos oficiales, 53.3 millones de personas están por debajo de la línea que divide la pobreza.

“México tiene esta situación particular del tema monopólico, porque el problema no es solamente Telmex, es que la oferta en el mundo de las telecomunicaciones está definida por cuatro operadores y ninguno de esos cuatro operadores ha querido hacer inversiones serias en mercados de la base de la pirámide, que es donde Barared ha buscado siempre estar”, dijo González en entrevista.

Este año, la firma ejercerá inversiones por 65 millones de pesos con la idea de ofrecer conectividad a 6 mil puntos de venta y al final de 2014 contará con más de 2 mil puntos en la Ciudad de México, así como en los municipios de Chimalhuacán, Toluca y Atlacomulco, en el Estado de México.

El resto de los puntos de contacto o casetas telefónicas serán instalados en las ciudades de Monterrey, Puebla y Guadalajara.

Las oportunidades están a la vista, dice el emprendedor y cita como ejemplo el nivel de penetración de sucursales bancarias en dos municipios del país.

“En San Pedro Garza García, Nuevo León, existe una sucursal por cada mil 100 personas; en el caso de Chimalhuacán (Estado de México) que tiene una población de 1.2 millones de personas, hay 2 sucursales, o sea 600 mil personas por sucursal”, expuso.

Al día de hoy, la firma tiene en operación más de mil 300 terminales instaladas, de éstas, más de 600 tienen conexión a internet.

“Todas van a estar conectadas a IP de aquí a diciembre; el proceso de migración es que la vieja tecnología que teníamos en las otras casetas análogas estamos convirtiéndolas todas, una sola red IP”, describió.

Los servicios integrados de dicha firma han permitido incrementar la facturación de los negocios particulares, donde se instalan las casetas, aseguró.

“Tiendas que facturaban 80 mil pesos al mes, hoy con Barared están facturando 1.3 millones al mes, es una revolvencia que tiene que ver con correspondencia bancaria y pago de servicios”, comentó.

González consideró que la reforma en telecomunicaciones es un buen paso de inicio para la industria en general, pero aún quedan flancos abiertos que se tienen que atender, huecos donde operan los pequeños concesionarios.

El principal competidor de la empresa es Telecom Telégrafos, pues también provee servicios financieros, señaló.