Empresas

Banco Mundial prevé mejorar expectativa de crecimiento en México por reforma energética

El Banco Mundial espera que la economía mexicana se recupere gracias a la implementación de las reformas estructurales, principalmente la energética, por lo que prevé modificar sus expectativas para 2015, anticipó Augusto de la Torre, economista en Jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.
Ilse Santa Rita
12 agosto 2014 16:41 Última actualización 12 agosto 2014 18:1
Augusto de la Torre, economista en jefe para América Latina del Banco Mundial

Augusto de la Torre, economista en jefe para América Latina del Banco Mundial (Eladio Ortiz)

El Banco Mundial prevé modificar sus expectativas de crecimiento de la economía mexicana para el próximo año derivado de la implementación de las reformas estructurales, entre ellas la energética, así como por una recuperación de la economía estadounidense, anticipó Augusto de la Torre, economista en Jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

“Para este año no (esperamos hacer modificaciones) pero para el siguiente año sí”, dijo al término de una participación durante la Semana del Emprendedor, que se realiza en la Ciudad de México del 11 al 15 de agosto de 2014.

Recientemente, el Banco Mundial recortó su expectativa de crecimiento para México para 2014 a 2.3 por ciento, desde una expectativa previa de 3 por ciento. Para 2015 el organismo multilateral anticipa un crecimiento de 3.5 por ciento, desde una expectativa previa de 3.8 por ciento y para 2016 anticipa una expansión de 4 por ciento.

“Lo que el Banco Mundial está esperando, junto con los analistas económicos en los mercados internacionales, es que la economía mexicana se recupere particularmente en el año siguiente como fruto de dos grandes factores que son la recuperación de la economía estadounidense, así como el efecto de la inversión por las reformas que México está implementando que muchas de ellas están asociadas al tema de la productividad”, dijo.

En cuanto a la reforma energética, el funcionario confió en que estos cambios generen confianza entre inversionistas y que termine por generar redes de productividad en toda la economía y que integre particularmente a pequeñas y medianas empresas.

“Es una excelente noticia que México esté en proceso de implementación de una reforma importante al sector energético. México es un país con una riqueza energética única. Conectar el futuro dinamismo del sector energético para el resto de la economía es un gran desafío, pero no es imposible”, dijo.

El especialista ejemplificó que en Estados Unidos el sector energético se desarrolló y luego fue generando conexiones en el resto de la economía y terminó generando un sistema y una red de productividad económica asociada.

De acuerdo con el funcionario, “se anticipa que Estados Unidos se convierta en una nación independiente en términos de energía, por lo que podría dejar de importar petróleo del resto del mundo en pocos años, por lo que era importante que México modernizara su marco regulatorio y lo ponga a la par del mundo moderno”, añadió.