Empresas

Avizoran la peor temporada turística
en historia de Acapulco

Integrantes de la Asociación de restaurantes, bares y discotecas en Acapulco alertaron sobre lo que podría ser la peor temporada turística para este destino, e hicieron un llamado al gobierno para que garantice la seguridad del viajero antes de que sigan existiendo más pérdidas para el sector.
Enrique Villagómez / Corresponsal
03 diciembre 2014 18:36 Última actualización 03 diciembre 2014 19:29
Etiquetas
Acapulco

Acapulco (Tomada de http://www.acapulco.com/)

ACAPULCO.- Si continúan el bloqueo de carreteras y las acciones vandálicas por parte de maestros y normalistas en Acapulco, integrantes de la Asociación de restaurantes, bares y discotecas en Acapulco alertaron sobre lo que podría ser la peor temporada turística para este destino de playa.

“La situación es completamente insostenible para nosotros los empresarios, porque Acapulco nunca había tenido una caída turística tan profunda como ésta, y eso que ya pasamos por devaluaciones, la pandemia de la influenza y, sobre todo, la crisis de inseguridad que abarcó gran parte del anterior sexenio”, señaló Eduardo Cesarman, dueño de la exclusiva discoteca Baby'O.

En conferencia de prensa, los propietarios de los restaurantes, bares y discotecas más exclusivas de Acapulco exigieron al gobierno federal y estatal que ofrezcan garantías contundentes de que no habrá bloqueos en la Autopista del Sol durante la temporada vacacional de Navidad y Fin de Año, que comienza en prácticamente dos semanas.

“Queremos que el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador del estado Rogelio Ortega Martínez, envíen un mensaje claro y contundente a todo el país, donde se comprometan a que no habrá bloqueos carreteros en Guerrero, y que todos los turistas tendrán garantizada su llegada de forma tranquila al puerto de Acapulco”, externó el empresario Tony Rullán, propietario de las discotecas Mandara y Palladium.

Los empresarios lamentaron que no se haga nada para frenar las acciones vandálicas que están cometiendo maestros y normalistas con el argumento de exigir una demanda que es justa, pero no las acciones que hacen.

Aseguraron que a partir del inicio de la crisis político-social que se derivó por el caso Iguala, el sector gastronómico y de la vida nocturna en Acapulco se fue en picada al grado de trabajar sólo tres días a la semana y con el mínimo personal que se requiere, además de que se adeudan salarios y el pago de impuestos y servicios.

“Debemos alrededor de 8 quincenas a nuestros poquitos trabajadores que aún mantenemos en nómina, y que no sabemos cómo le vamos a hacer para pagarles sus salarios. Del aguinaldo ni siquiera estamos pensando en eso, porque primero queremos pagarles algo de lo que ya les debemos por concepto de su salario”, detalló el empresario Héctor Rodríguez Escalona, quien es propietario de al menos 10 restaurantes ubicados en la tradicional zona de la playa Condesa.

Los integrantes de la asociación insistieron en que las autoridades deben de comprometerse en garantizar la seguridad para los turistas, antes de lanzar cualquier campaña publicitaria sobre Acapulco, porque si no se cumple con eso al viajero, cualquier gasto en la promoción del puerto será como tirar el dinero a la basura.