Empresas

Autoparteras migran producción a México
ante el boom automotriz

Para aprovechar la instalación de nuevas armadoras automotrices en México, productores de autopartes de Estados Unidos y Asia traen al país parte de sus fábricas con inversiones por alrededor de 3 mil 660 millones de dólares.
Axel Sánchez
17 diciembre 2014 20:6 Última actualización 18 diciembre 2014 4:55
 [La producción de la compañía de autopartes estará destinada al mercado estadounidense / Bloomberg]  

[La producción de la compañía de autopartes estará destinada al mercado estadounidense / Bloomberg]

Productores de autopartes están trasladando parte de su producción o plantas completas de varias partes del mundo a México para aprovechar la instalación de nuevas armadoras automotrices en el país.

Firmas como TE Connectivity, Grupo Hitachi, Delhpi, Nidec y JTEKT movieron su producción a México para estar cerca de sus clientes y, en algunos casos, porque es menos costoso que mantenerse en su lugar de origen.

Durante 2014 se anunció la colocación de tres nuevas plantas automotrices en el país (Audi, BMW y Mercedes Benz), con una inversión conjunta de 3 mil 660 millones de dólares, además de que iniciaron operaciones la segunda planta de Nissan, en Aguascalientes; y las de Mazda y Honda, en Guanajuato.

Esto modificó el mapa de producción de la industria de autopartes a escala global, por lo que muchas han decidido mudar parte o toda una fábrica a México.

En su estudio global de armadoras y proveedores, la firma de investigación IHS expuso que la estrecha relación entre los manufactureros de equipo original y armadoras impulsó la reubicación de parte de la producción global de autopartes a México, pues la cercanía es fundamental para reducir costos de producción.

La firma de componentes electrónicos para autos TE Connectivity trasladará su planta de Shakopee, Minnesota, Estados Unidos, a Sonora, lo cual significará la mudanza de 144 puestos de trabajo y una inversión de 20 millones de dólares.

Delphi, por su parte, llevará a Chihuahua una fábrica que tenía en Michigan, Estados Unidos, lo cual le representará una inversión de 109 millones de dólares y 327 empleos.

A su vez, Advanced Motors, un fabricante de motores eléctricos, parte de la japonesa Nidec, movió en marzo pasado 60 por ciento de sus trabajadores de su planta de Texas a Monterrey. Sus motores son utilizados en vehículos utilitarios y aplicaciones de la industria automotriz.

En tanto, JETKT invertirá cerca de 360 millones de pesos en la construcción de una planta en San Luís Potosí, la cual tendrá parte de la producción de direcciones eléctricas que tiene la firma en Japón.

Por otro lado, la empresa de equipos de sonido para autos Clarion, parte de Grupo Hitachi, mudó a finales de 2013 dos líneas de producción que tenía en China a Querétaro y el próximo año traerá dos más, lo cual representa una inversión de mil millones de pesos.

Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), dijo que en México hay tres puntos esenciales que atraen la inversión: ubicación geográfica, tratados de libre comercio y mano de obra calificada y de bajo costo.

“Estar cerca de un mercado tan importante como Estados Unidos es una razón de peso, principalmente para la industria de autopartes”, explicó.

Da clic en la imagen para agrandarla

“por