Empresas

Automotrices ‘pisan acelerador’ en rebajas

Las ventas de autos en México cayeron 0.8 por ciento durante el primer tercio del 2014 por lo que las firmas del sector buscan levantar la venta con menores precios y nuevos planes de crédito. 
Axel Sánchez
19 mayo 2014 21:2 Última actualización 20 mayo 2014 5:0
Industria automotriz

México es uno de los tres países con las remuneraciones más bajas y las rentabilidades más altas del mundo. (Bloomberg)

El estancamiento del mercado automotriz en México durante los primeros cuatro meses del año puso a trabajar a los departamentos de marketing y ventas de las compañías armadoras, los cuales comenzaron a implementar nuevos planes de financiamiento, así como reducciones en los precios de algunos de sus vehículos para atraer a los clientes.

Las empresas automotrices incluso están trabajando en esquemas de autos seminuevos o de arrendamiento, todo con el objetivo de revertir la tendencia negativa del primer tercio del año y acelerar la renovación de autos en el país.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) ha hecho ajustes a la baja en su proyección de autos para el 2014, pero espera que con el esfuerzo de todos los distribuidores y armadoras se pueda cerrar el año con la venta de millón 94 mil unidades, es decir, un nivel similar al del año pasado.

Guillermo Díaz, director Comercial de Toyota México, dijo que han aumentado considerablemente las inversiones en publicidad, además de promover programas de venta de vehículos seminuevos.

“La primera mitad del año se ve complicada, más lenta, incluso podríamos hablar de cerrar con un decrecimiento ligero, pero la segunda mitad la vemos positiva por el plan de inversiones anunciado por el gobierno”, comentó.

Añadió que buscan elevar sus ventas de seminuevos de 15 a 20 por ciento del total de autos que vende una agencia normalmente, además de impulsar la renovación con vehículos nuevos.

“Tuvimos un incremento en mercadotecnia, estamos siendo eficientes en incentivos y tratando de reposicionar precios. Vamos a ser más agresivos en el segmento de subcompactos con productos más accesibles. Creemos que podemos competir y elevar nuestras ventas en 6 mil unidades y llegar a 66 mil para el cierre del 2014”, explicó.

Ford, por su parte, redujo en 8.6 por ciento el precio final de la mitad de su portafolio de autos en México. Asimismo, trabaja en promociones temporales como la Macroventa Ford, esquema que este año será lanzado en dos ocasiones diferentes.

La firma expuso que a través de esta estrategia busca incentivar la venta sus vehículos.

A su vez, Nissan invertirá 40 millones de pesos para entrar al mercado de seminuevos. De acuerdo con Airton Cousseau, presidente de Nissan Mexicana, con este programa estima atender a 4 millones de clientes.

“Con esto hacemos que los usuarios comunes de Nissan puedan dejar su auto viejo y lo cambien por uno nuevo de la armadora, mientras que los que dejan se revisan para su eventual venta como usados”, expresó.

En lo que hace a General Motors, esta firma de origen estadounidense lanzará, por medio de su financiera, un programa de arrendamiento llamado RightLease, con el que buscarán colocar 500 automóviles de lujo de las marcas Buick, GMC y Cadillac.