Empresas

Ausencia de vivienderas afecta la venta de casas
de interés social

De enero a mayo de este año se han vendido 109 mil casas de interés social a través de créditos del Infonavit, una caída del 21.1%, esto se debe principalmente a reducción en la oferta de vivienda social.
Claudia Alcántara
30 junio 2014 15:50 Última actualización 30 junio 2014 15:50
[Las ganancias de la compañía fueron producto de la venta de 2 mil 167 casas. / Cuartoscuro] 

[Las ganancias de la compañía fueron producto de la venta de 2 mil 167 casas. / Cuartoscuro]

La ausencia en el mercado de Geo, Urbi y Homex ha generado una caída de 21.1 por ciento en la venta de vivienda social a través de créditos del Infonavit, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) para los primeros 5 meses de 2014.

El organismo informó que de enero a mayo de este año se han vendido 109 mil unidades, desde las 138 mil que se colocaron en igual periodo de 2013.

El segmento dentro de la vivienda social con la peor caída, es la económica; durante enero a mayo de este año, cayó 50.2 por ciento contra igual periodo del año anterior, al pasar de 5 mil 200 unidades, a 2 mil 600, reportó la Conavi.

En el periodo de referencia, la vivienda popular también registró una contracción del 22.2 por ciento y la vivienda denominada tradicional un 12.4 por ciento, respecto a enero-mayo del 2013, al pasar de 99 mil 200 unidades, a 77 mil 200.

La vivienda tradicional, pasó de las 33 mil 600 unidades en enero-mayo de 2013, a 29 mil 400 de enero-mayo de 2014, lo que representó una contracción del 12.4 por ciento.

“Tiene que ver en buena medida con la menor producción y la situación financiera de las desarrolladoras públicas, cuya producción está siendo sustituida gradualmente con empresas de menor tamaño y con presencia más local, que nacional”, aseguró Eduardo Torres, subdirector de estudios de vivienda análisis, prospectiva y sustentabilidad de la Conavi.

La sustitución de la oferta por otras desarrolladoras está siendo gradual, por lo que la mayor parte de la contracción es por una reducción en la oferta de vivienda social, dijo en conferencia con desarrolladores y fondeadores.

En contraste, la vivienda media y residencial ha mostrado un repunte. La vivienda media registró una colocación de enero-mayo de 13 mil 600, lo que significó un crecimiento del 20.4 por ciento y la residencial mostró un incremento del 8.4 por ciento, al ubicarse en 4 mil unidades.

El funcionario aseveró que el gobierno federal está trabajando para reactivar la demanda. Se espera que hacia la segunda parte del año la tendencia comience a revertirse, debido a que la inscripción de vivienda en el Registro Unico de Vivienda muestra una tendencia a la alza el mes de mayo y porque habrá mayores alternativas para los compradores potenciales.