Empresas

¿Fumas? Quizá tus cigarros envenenaron a niños indonesios

Niños de tan sólo ocho años trabajan en los cultivos de tabaco de Indonesia, donde quedan expuestos a los efectos del envenenamiento con nicotina y pesticidas tóxicos, que causan graves daños a la salud, de acuerdo con un informe de Human Rights Watch.
Bloomberg
25 mayo 2016 11:28 Última actualización 25 mayo 2016 17:4
niños Indonesia

En Indonesia hay decenas de miles de niños expuestos a condiciones dañinas mientras cultivan tabaco, según HRW. (Human Rights Watch)

Cuando tenía nueve años, Samsul Hadi empezó a trabajar en los campos de tabaco de su aldea en la región central de Indonesia. Poco después, empezó a dolerle la espalda, se le pusieron negras las manos por el residuo pegajoso de la hoja de tabaco y comenzó a vomitar sangre, consecuencia del envenenamiento con nicotina que hizo que los padres lo llevaran a toda prisa a un médico, que le ordenó renunciar.

“Estuve tosiendo dos días, después, al día siguiente, vomité sangre”, dijo Samsul, que hoy tiene 18 años, es tímido y tiene pústulas en la cara, mientras contemplaba la futura cosecha de tabaco de su familia sentado al borde de un campo. “Los niños no son lo suficientemente fuertes. No quiero que vivan esto”.

Sin embargo, es lo que pasa en toda Indonesia. Niños de tan sólo ocho años están trabajando los cultivos de tabaco de Indonesia, donde quedan expuestos a los efectos del envenenamiento con nicotina y pesticidas tóxicos, que pueden provocar daños cerebrales y enfermedades, y al trabajo físico peligroso, según un informe de 119 páginas de Human Rights Watch publicado este miércoles.

Buena parte del tabaco se vende a productoras multinacionales de cigarrillos que se fuman en Estados Unidos, Europa, Japón, China y otros lugares, según el informe.

En Indonesia hay decenas de miles de niños expuestos a condiciones dañinas mientras cultivan tabaco, según Margaret Wurth, investigadora de los derechos del niño de Human Rights Watch y coautora del informe.

La Organización Internacional del Trabajo estima que más de 1.5 millones de niños indonesios trabajan en granjas, entre ellas plantaciones de tabaco, caucho y aceite de palma.

“Entrevisté a varias decenas de niños y quedé consternada por lo jóvenes que eran cuando empezaron a trabajar y los peligros que enfrentaban”, dijo Wurth. “Ellos están en el corazón de este mundo del tabaco”.

Los investigadores entrevistaron a 132 niños en Java Central y Oriental, como también en Nusa Tenggara Occidental, al este de Bali, las provincias que producen casi el 90 por ciento del tabaco indonesio.

Cerca del 75 por ciento de ellos empezó a trabajar en los campos de tabaco alrededor de los doce años de edad, según el informe de Human Rights Watch.

La mitad de los niños entrevistados informó que sufría náuseas, vómitos, dolores de cabeza o mareos, síntomas consistentes con el envenenamiento por nicotina provocado por su absorción a través de la piel, según el documento. Algunos niños faltaban a la escuela o dejaban de ir, de acuerdo al informe.

1
 SIETE MULTINACIONALES

 

niños Indonesia

Las siete productoras multinacionales de cigarrillos mencionadas en el informe tienen procedimientos inadecuados para asegurarse de que sus cadenas de suministro estén libres de trabajo infantil, según el informe, que recomendó más vigilancia, regulaciones del gobierno y prohibir que los menores de dieciocho años manipulen tabaco.

Actualmente, la edad mínima para trabajar en Indonesia es 15 años.

Las compañías que según el informe obtienen insumos de Indonesia o son dueñas de empresas en el país son Altria Group, British American Tobacco, China National Tobacco, Imperial Brands, Japan Tobacco, Philip Morris International y Reynolds American.

BAT, que fabrica las marcas Dunhill, Lucky Strike y Pall Mall, y Philip Morris, productora de Marlboro, Parliament y Virginia Slims, poseen o controlan, respectivamente, las empresas indonesias PT Bentoel Internasional Investama y PT Hanjaya Mandala Sampoerna.

“Todas dijeron que estaban tomando medidas, pero ninguna cuenta con políticas lo suficientemente exhaustivas”, dijo Wurth, a excepción de China National Tobacco, que no respondió al pedido de respuesta de la organización. “Ninguna puede rastrear dónde se adquirieron los lotes ni certificar que estén libres de trabajo infantil. Es necesario hacer mucho más”.

1
PROBLEMA SISTÉMICO

 

niños Indonesia

China National Tobacco, el fabricante de cigarrillos más grande del mundo, tampoco respondió a un pedido de comentarios de Bloomberg News.

Un portavoz de Altria, el antiguo holding de Philip Morris International hasta su separación en 2008, dijo que la empresa con sede en Richmond, Virginia, no le compra tabaco de forma directa o indirecta a Indonesia y que cuenta con procedimientos para garantizar que sus comerciantes de hojas no empleen a menores de edad.

Miguel Coleta, director de sostenibilidad de Philip Morris, describió al trabajo infantil como un “problema sistémico” en Indonesia, no sólo en el cultivo de tabaco, que la empresa viene tratando de enfrentar.

“Reconocemos verdaderamente que es necesario hacer más”, dijo él y observó que la empresa notó “una reducción importante” en los incidentes con trabajo infantil desde que comenzó, hace cuatro años, a aumentar la cantidad de tabaco que adquiere de los agricultores indonesios mediante contratos directos, que ahora representa cerca del 70 por ciento de los insumos que obtiene en Indonesia.

La capacidad de Philip Morris de expandir las contrataciones se ve debilitada porque esos compradores de tabaco no imponen los estándares que la empresa con sede en Nueva York intenta hacer cumplir con 200 representantes de campo locales, que entregaron equipos protectores a 27 mil agricultores y están trabajando con las escuelas para garantizar que los niños sigan inscritos, dijo Coleta.

1
AFRONTAR EL PROBLEMA

 

niños Indonesia

En un comunicado, British American Tobacco dijo que la empresa con sede en el Reino Unido y su subsidiaria indonesia, Bentoel, se toman “extremadamente en serio” el problema del trabajo infantil y que apoyan muchas de las recomendaciones hechas por Human Rights Watch para enfrentarlo en conjunto con normas gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro.

“No empleamos a niños en ninguna de nuestras operaciones en el mundo y les dejamos en claro a todos nuestros agricultores y proveedores contratados que no se tolerará el trabajo infantil explotador”, dijo la empresa en un comunicado.

“Sin embargo, en Indonesia, los niños suelen participar en la agricultura para ayudar a sus familias y aprender métodos y habilidades agrícolas de sus mayores. Estamos trabajando con la Fundación para la Eliminación del Trabajo Infantil en Plantaciones de Tabaco (ECLT, por sus siglas en inglés) y otros interesados en Indonesia para enfrentar el trabajo infantil explotador en las áreas que cultivan hojas”.

Imperial Tobacco, la unidad de Imperial Brands que produce los cigarrillos Davidoff y Gauloises Blondes, con sede en Bristol, Reino Unido, también dijo que está trabajando con la ECLT, con sede en Ginebra (que incluye a la mayoría de las grandes empresas mencionadas en el informe), y con sus propios proyectos de monitoreo de proveedores y sustentabilidad, y que le da la bienvenida al informe de Human Rights Watch.

Un portavoz de R.J. Reynolds Tobacco, la unidad de Reynolds American que fabrica los cigarrillos Winston y Camel en Estados Unidos, dijo que la empresa con sede en Carolina del Norte participa en un programa de Producción Sostenible de Tabaco (STP, por sus siglas en inglés), que exige una revisión periódica de su cadena de suministro de hojas y que los proveedores internacionales acaten sus directivas que prohíben el trabajo infantil.

1
NINGUNA CLASE DE CONTACTO

 

niños Indonesia

El monitoreo en el campo para asegurarse de que los niños no manipulen tabaco es limitado y los inspectores laborales del país no visitan los cultivos, dijo Wurth de Human Rights Watch.

La edad mínima para trabajar en Indonesia, de 15 años, les da a los niños tres años de exposición a la nicotina durante sus años de desarrollo.

Muchas veces, equipos protectores como máscaras y guantes no se usan en el calor tropical, dijo Wurth. Las temperaturas en Indonesia suelen alcanzar los 30 grados durante la temporada de cosecha y la presión de otros compañeros también tiene su peso.

“Con base en nuestras investigaciones, creemos que los menores de 18 años no deberían tener ninguna clase de contacto con el tabaco”, dijo ella.

: