Empresas

Aumento del turismo en Cuba impulsa las ventas de British American Tobacco

Las ventas de cigarrillos hechos por Brascuba y Tabacuba han aumentado 18.5 por ciento en los primeros cinco meses de este año, después de que EU acordó normalizar las relaciones con Cuba.
Bloomberg
02 julio 2015 11:10 Última actualización 02 julio 2015 11:27
¿Te fumarías un habano de mil dólares?

La compañía Gurkha Cigars, con sede en República Dominicana, produce los habanos más caros y finos del mundo; cada caja tiene un costo de 25 mil dólares.

La distención de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y el subsiguiente incremento del turismo hacia la isla del Caribe prueba ser una bendición para la empresa British American Tobacco.

Las ventas de cigarrillos hechos por Brascuba, una empresa conjunta entre la brasileña Souza Cruz SA y la cubana Tabacuba, controlada por el estado, han aumentado 18.5 por ciento en los primeros cinco meses de este año, de acuerdo al co-presidente, Alexandre Carpenter. Souza Cruz es controlada por BAT, que tiene sede en Londres.

“El consumo de los turistas es enorme”, dijo Carpenter en una entrevista en su oficina de La Habana. “Y una gran parte del dinero que gastan en impuestos y propinas en restaurantes y bares se queda en Cuba. En consecuencia, los cubanos que trabajan en el sector están ganando más dinero”.


Brascuba se suma al productor de ron Pernod Ricard en observar un incremento de la actividad comercial desde que EU acordó normalizar las relaciones con Cuba en diciembre. Además del aumento del turismo, la expansión del sector privado en Cuba y los primeros pasos hacia la unificación de las dos monedas de la isla también están impulsando las ventas, dijo Carpenter.

A la mayoría de los empleados del estado cubanos se les paga en pesos cubanos, conocidos como CUP, mientras que los extranjeros pagan en los restaurantes y hoteles usando el peso convertible más fuerte, conocido como CUC, que se negocia a 1 CUC por dólar.

Algunas de las marcas más caras de Brascuba se venden sólo en CUC, lo que significa que los cubanos que quisieran comprar algún cigarrillo deben primero realizar un cambio de moneda. Desde octubre, los consumidores pueden pagar en ambas monedas, dijo Carpenter.