Empresas

AT&T realiza pruebas de red para Internet de las Cosas en México

El despliegue de esta red, una red de amplio alcance y bajo consumo de datos, así como que permite costos más bajos y mejor cobertura dentro de los edificios, se completará a finales de 2017, dijo la compañía estadounidense. 
Redacción
11 septiembre 2017 12:57 Última actualización 11 septiembre 2017 12:57
AT&T

AT&T. (Bloomberg)

La compañía de telecomunicaciones AT&T informó que trabaja en el despliegue de la red LTE-M en México para Internet de las Cosas (IoT), por lo que al tercer trimestre del año se concluyeron las pruebas en piloto en las ciudades de Tijuana y Puebla en México.

En un comunicado, la empresa estadounidense declaró que el despliegue de esta red se completará a finales de 2017, creando una red LTE-M a lo largo de Norteamérica, con el objetivo de ayudar a acelerar los negocios de los clientes empresariales.

La red LTE-M es una red de amplio alcance y bajo consumo de datos. Esta red, a diferencia de las opciones tradicionales de conectividad IoT, permite tamaños de módulos más pequeños, costos más bajos, vida de batería más larga y mejor cobertura dentro de los edificios.

Además de las pruebas, el operador estadounidense realizó la primera sesión internacional de transferencia de datos en la red LTE-M entre Estados Unidos y México, que considera fue la primera actividad en su tipo a nivel mundial, detalló la compañía en un comunicado.

Cabe recordar que a principios de este año en Estados Unidos, AT&T realizó el despliegue a nivel nacional de LTE-M a lo largo de la red 4G LTE.

“El éxito de estas pruebas piloto confirma que estamos trabajando de acuerdo al plan para expandir nuestra presencia en Norteamérica este año. Con ello, las posibilidades para los clientes empresariales en ambos lados de la frontera se vuelven ilimitadas”, comentó Carlos Sánchez, director de Tecnología de AT&T México.

Entre las ventajas de la red LTE-M respecto a una red LTE tradicional están una mejor cobertura en interiores y lugares subterráneos, una mayor duración de batería (hasta 10 años) y módulos de operación de menor tamaño, que funciona para dispositivos personales, medidores inteligentes de energía, monitoreo de mercancía, alarma de seguridad y otros.