Empresas

Así le puso México un alto al acero chino

Entrada de acero chino a México baja 47 por ciento con el aumento de 15 a 30 por ciento a la salvaguarda, y la extensión de esta a todos los productos de acero.
Axel Sánchez
04 abril 2016 22:44 Última actualización 05 abril 2016 4:55
Acero, Altos Hornos de México

(Acero, Altos Hornos de México7Bloomberg)

La entrada de acero chino a México disminuyó 46.6 por ciento en enero de 2016, respecto al mismo mes de un año antes.

Esta caída es reflejo de la salvaguarda del 15 por ciento aplicada para detener la importación desleal de metal proveniente de países con los que México no tienen tratado de libre comercio.

Datos del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) muestran que durante el primer mes del presente año ingresaron a México 39 mil toneladas, por debajo de las 74 mil de enero de 2015.

Este martes la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) se reunirá con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para negociar la extensión de estas medidas que ayuden a la industria nacional a protegerse de la importación de estos productos, pues sólo tienen vigencia hasta abril de 2016.

Durante 2015 se importaron 884 mil toneladas de acero de China, lo que lo que significó un incremento de 54 por ciento respecto a lo registrado un año antes, el mayor aumento desde el 2006.

“La Canacero planteó respetuosamente al Secretario Ildefonso Guajardo la necesidad de mantener vigentes las medidas de apoyo al sector siderúrgico implementadas por el gobierno federal, e incluir a todas las familias de productos sensibles a las importaciones de países sin acuerdo de libre comercio bajo prácticas desleales”, dijo el organismo empresarial en un comunicado.

Especialistas consideraron que aumentar de 15 a 30 por ciento la salvaguarda, y además extenderla a todos los productos de acero sería positivo para la economía nacional y fomentaría el consumo de los productos hechos en México.

José Luis de la Cruz, director e investigador del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), dijo en días recientes que el nuevo impuesto podría reducir en 9.12 por ciento el índice de precios del valor agregado y en 6.88 por ciento el índice de precios de la oferta total.

“El detener las importaciones apoyaría la manufactura nacional para que eleve su capacidad de producción, aumente el empleo formal y beneficie con menores precios de acero en toda la cadena de valor industrial”, destacó en un estudio que realizaron con El Colegio de México.