Empresas

Así es como VivaAerobus quiere reconquistar
a los pasajeros

Juan Carlos Zuazua, director general de la aerolínea de bajo costo, explica la nueva estrategia que implementará para recuperar a los viajeros.
Everardo Martínez
25 mayo 2016 21:41 Última actualización 26 mayo 2016 4:55
[La oferta de acciones de VivaAerobus podría ocurrir el próximo mes, según dos personas con conocimiento de la transacción. / Bloomberg] 

[La oferta de acciones de VivaAerobus podría ocurrir el próximo mes, según dos personas con conocimiento de la transacción. / Bloomberg]

No más cintas plateadas que tapan hoyos en las alas de sus aviones, ni tener que “ganarle” el asiento al de al lado en los vuelos de VivaAerobus. La aerolínea de bajo costo, propiedad de Roberto Alcántara Rojas, quiere reconquistar a los pasajeros con aviones nuevos, un sistema de asignación de asientos, más rutas a Estados Unidos y una imagen renovada.

El método de abordar dejó de ser como en camiones, donde el primero que llega decide dónde sentarse, ahora, al comprar el boleto se asigna un asiento y así se evitan discusiones, lo que agiliza los despegues. Incluso, los nuevos aviones tienen opciones de asientos con más espacio, que pueden ser adquiridos con un costo adicional, de 109 o 139 pesos, dependiendo del lugar, reveló Juan Carlos Zuazua, director general de VivaAerobus, en entrevista con EL FINANCIERO.

Además, se añadieron servicios para armonizar los viajes, como personas que indican los procedimientos de abordaje; hay flexibilidad si el cliente perdió el vuelo; si su nombre no coincide con el del boleto; o si hay errores en el ticket, detalló el directivo.

Luego de perder participación de mercado en los últimos años, al pasar de 13.1 por ciento en 2013, a 12 por ciento en 2016, con su nueva estrategia, VivaAerobus quiere aumentar sus ventas 26 por ciento en 2016.

Para la empresa, esta renovación representará un incremento de 26 por ciento en ventas para 2016 y otro entre 21 y 22 por ciento para 2017, el tráfico de pasajeros estará en esos rangos. Además, en 2017 estaremos incorporando hasta otros seis aviones más

La empresa es la cuarta aerolínea mexicana más importante en tráfico de pasajeros: en el primer cuatrimestre de 2016 transportó a un millón 500 mil personas, 19.3 por ciento más que en el mismo periodo de un año antes.

Además, el directivo adelantó que la aerolínea analiza nuevas rutas hacia Estados Unidos y en el mediano plazo, considera operar códigos compartidos hacia Colombia.

José María Flores, analista de Ve por Más, consideró que la empresa podría desarrollar su mercado internacional, luego de que en 2015 decidió cerrar algunas rutas.

“La empresa podría ejecutar mejor su estrategia de convencer a los pasajeros de autobús y elevar su participación en el mercado internacional de viajeros étnicos (mexicanos que viven en Estados Unidos y viajan a México a ver a su familia) y también podría tener tasas de crecimiento en tráfico de pasaje similares a las que está teniendo su competidor directo, Volaris, hay un mercado de 3 mil millones de pasajeros de autobús al año, suficiente para las empresas”, comentó Flores.

En octubre de 2013, VivaAerobus anunció un acuerdo con el fabricante de aviones europeo Airbus, por 4 mil 900 millones de dólares, para adquirir 52 aeronaves A320 nuevas hacia 2021, con opción de comprar otros 40, hacia 2026.

“Comenzamos con la renovación de flota a mediados de 2014 con el arrendamiento de 6 aviones A320, la idea era cambiar los aviones Boeing 737 con los que estábamos operando y contar con equipos nuevos para ofrecer mejoras en el servicio y hacer más eficientes las operaciones”, comentó el director general de la empresa.

Para Pablo Zaldívar, analista de GBM, la aerolínea está tomando otra cara que le dará crecimiento en los siguientes años, dado que se están cambiando aspectos que en el pasado afectaron su operación.

“La empresa está renovando algunos aspectos que limitaron su desarrollo en los últimos años, pero ahora podrá aumentar su participación, porque están detrás de un mercado que es susceptible de bajarse del autobús y subirse al avión”, previó Zaldívar.

En cuanto a los productos a bordo, el método de la aerolínea es el mismo, todo se compra, pero hay más variedad.

estrategias que vivaaerobus