Empresas

Así es como creció el jugoso negocio del coco en México

El valor del mercado del agua de coco en México creció 172 por ciento, al pasar de 11.1 millones de pesos en 2013 a 30.2 millones de pesos al cierre del 2016. A de Coco, Coco Dream, Calahua y Nosso Coco, son las beneficiadas.
Ángel Alcántara
11 junio 2017 22:50 Última actualización 12 junio 2017 4:55
Agua de coco

Agua de coco

En México la venta de agua de coco se sextuplicó en los últimos tres años, al pasar de 1.7 millones de litros en 2013 a casi 11 millones de litros al cierre de 2016, con un beneficio para marcas como Calahua, A de Coco, Coco Dream y Nosso Coco, que aprovechan la demanda del producto.

El beneficio es tan amplio que impactó de forma positiva a la envasadora y procesadora sueca Tetra Pak, que tiene como clientes a varios productores de derivados y agua de coco.

La sueca estimó que al finalizar 2017 se alcanzará un consumo de 12.4 millones de litros de agua de coco en México, casi 13 por ciento más que el año pasado.

Expertos explicaron que su mayor consumo se debe a la proliferación de sus cualidades benéficas, ya que aporta potasio, es un gran rehidratante con bajas calorías y ayuda a regular la presión sanguínea.

“Hemos visto un crecimiento muy significativo en el volumen de producción de los derivados del coco en los últimos cinco o seis años, a raíz de que Estados Unidos mostró una tendencia al alza en su consumo, haciendo que México también reflejara esta preferencia”, explicó Jorge Beirute, director de mercadotecnia de Tetra Pak.

El valor del mercado del agua de coco en México creció 172 por ciento, al pasar de 11.1 millones de pesos en 2013 a 30.2 millones de pesos al cierre del 2016, según Euromonitor International.

México es el séptimo productor de coco en el mundo y segundo de América, después de India, Indonesia, Filipinas, Sri Lanka y Papúa Nueva Guinea, quienes concentran 91 por ciento de la superficie plantada; seguido por Brasil con el 2.4 por ciento y México con una participación de 1.4 por ciento de la producción, según Tetra Pak.

Acapulcoco domina el mercado con una participación de 41.2 por ciento en las ventas de la bebida del fruto del cocotero, seguido por A de Coco con 19.5 y Coco Niau con el 17 por ciento, reveló Euromonitor.

Acapulcoco, marca mexicana controlada por Calahua, tiene 41 años de experiencia en el manejo de la pulpa de coco para elaborar concentrados y en 2011 inició su división de envasado de agua de coco, siendo el pionero en el rubro. Actualmente vende crema, leche y aceite de coco, además de piña y fresa colada.

“En el 2015 nuestra compañía vendió tres millones de litros y en el 2016 vendió siete millones, lo que significó 133 por ciento más y en el 2017 esperamos vender arriba de 12 millones de litros, lo que nos coloca como los líderes del mercado nacional”, dijo Eduardo Pellicó, CEO de Calahua.

A de Coco, de la empresa mexicana Coco Colima, con 90 años de experiencia comenzó a vender agua de coco en 2013.

“Se tuvo que hacer algunas adecuaciones a nuestro negocio que se dedicaba a la venta de coco rallado, para cambiar nuestro modelo. En el 2013 hicimos una inversión de alrededor de 10 millones de dólares en la compra de maquinaria para la producción de agua y alimento líquido de coco”, explicó Iñaki Saiz director de A de Coco.

A de Coco empezó su producción de agua del cocotero con 200 mil litros, y al cierre del año pasado registró ventas por 2.3 millones de litros de este producto, lo que refleja el ‘boom’ que vive este mercado.

Al cierre de 2016 México produjo 221 mil toneladas de coco, un alza de 5.6 por ciento que equivale a un volumen adicional de 11 mil 803 toneladas, de acuerdo con Sagarpa.

El coco se genera en una superficie de 124.3 mil hectáreas en nueve entidades del país, Campeche, Colima, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Tabasco y Veracruz.

El principal estado productor es Guerrero, que aporta un volumen de 178.2 mil toneladas, las cuales representan 80 por ciento de la producción. Le siguen Colima, con 18 mil 574 toneladas; Tabasco, 10 mil 955 toneladas; Oaxaca, siete mil 823 toneladas, y Michoacán, dos mil 588 toneladas.

“La naturaleza de las macro tendencias del consumidor llevan tiempo en tener un completo desarrollo para que afecte de manera positiva, es por esto que aún hay mucho espacio para crecer en el mercado de México”, dijo Jorge Beirute, director de mercadotecnia de Tetra Pak.

La demanda crece no sólo en México, sino en el extranjero. “En el 2017 abriremos más de 2 mil 500 puntos a Estados Unidos. Exportamos actualmente a Guatemala, El Salvado, Costa Rica, Colombia, Suecia, Arabia Saudita y en Australia, lo que nos representan el cinco por ciento del total de nuestras ventas y esperamos que para finalizar 2017 representen entre el 10 y 12 por ciento”, dijo Eduardo Pellicó, CEO de Calahua.

MÁS QUE SÓLO AGUA
La industria del coco va más allá de solamente aprovechar los productos comestibles como el agua, la leche o la ralladura.

Un ejemplo son las firmas que diversifican su negocio al utilizar la fibra del coco verde para hacer tejidos naturales como cuerdas, rellenos para colchones y como sustrato para las plantaciones hidropónicas.

“La cáscara dura del coco pequeño se aprovecha como combustible para calderas lo que lo convierte en una fuente de energía natural. Nuestra empresa está incursionando en los diferentes mercados en los que se puede aprovechar el coco, sin dejar que se desperdicie nada”, explicó el director de A de Coco Iñaki Saiz.

web_emp_coco_01
web_emp_coco_02” title=