ASA aumentará su inversión en seguridad… contra el robo de combustible
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

ASA aumentará su inversión en seguridad… contra el robo de combustible

COMPARTIR

···
Empresas

ASA aumentará su inversión en seguridad… contra el robo de combustible

Aeropuertos y Servicios Auxiliares aumentará 6.7 veces su inversión destinada a seguridad en este año respecto al monto del 2014, es decir, destinará 112.4 mdp en la materia para reforzar el cuidado de sus 60 estaciones de turbosina.

Everardo Martínez
16/01/2018

El robo de gasolina y diésel en México cobró notoriedad en los últimos años y ahora se ha expandido al hurto de turbosina por parte de la delincuencia organizada, la cual utiliza el combustible para mover sus aeronaves o venderlo a terceros, dijeron expertos.

Debido a lo anterior, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), el único operador que presta el servicio de distribución, almacenamiento y venta de ese combustible a todos los aeropuertos del país, aumentará 6.7 veces su inversión destinada a seguridad en el 2018 respecto al monto del 2014.

El organismo descentralizado destinará en este año 112.4 millones de pesos para reforzar la seguridad de sus 60 estaciones de turbosina, los 19 puertos aéreos que opera y dos puntos de suministro.

Aunque la inversión de 2018 es similar a los 114.5 millones de pesos ejecutados en 2017, supera los 92.4 millones de 2016, es más del doble de los 53.2 millones de 2015 y más de 6 veces los 14.8 millones que se orientaron en el 2014, según información proporcionada por ASA y sus contrataciones vertidas en Compranet.

El organismo que encabeza Alfonso Sarabia explicó a El Financiero que elevó su inversión debido a que al inicio de la presente administración detectaron vulnerabilidades en la profesionalización de su personal de seguridad.

“Las áreas responsables de la seguridad en los aeropuertos y estaciones de combustibles (…) requirieron un incremento de 59 elementos en la categoría de revisores para los aeropuertos y de 80 elementos en las mismas categorías para las estaciones de combustibles”, explicó el organismo.

La inversión de ASA en seguridad es para mejorar salarios, prestaciones, carga social, uniformes, equipo, capacitación y prueba de confianzas, entre otras acciones para evitar el robo de energéticos.

Especialistas en seguridad consideraron que la inversión que realizó ASA se justifica por la creciente incidencia en el robo de combustibles.

En 2016 la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y la Policía Federal (PF) documentaron la detención de al menos 576 mil litros de turbosina robada, principalmente en el Estado de México e Hidalgo (439 mil litros); Sonora (130 mil litros); y la Delegación Gustavo A. Madero (7 mil 500 litros), según información de las distintas dependencias.

“El robo a la turbosina es una modalidad más en la diversificación de las actividades del crimen organizado y como tal tiene relación con otras expresiones ilegales”, señaló Javier Oliva, investigador de la UNAM.
La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), que agrupa a los autotanques, explicó que el robo del combustible se da en los trayectos, cuando los delincuentes detienen las unidades.

“Es posible que la información sobre lo que llevan los camiones, su trayecto, y la hora se filtre desde adentro de Pemex, porque de los 167 robos de 2016, sólo uno fue de turbosina, este combustible es más difícil de comercializar en el mercado negro”, explicó una fuente de la Canacar.

Pemex fue consultado sobre las cantidades y lugares donde se roba la turbosina, sin embargo, al cierre de esta edición no respondió.

ASA recibe la turbosina de Pemex hasta sus terminales, ya sea desde las refinerías en el país o desde algún puerto al ser importada. Dicho tramo logístico es vulnerable, como se ha mostrado con los ‘huachicoleros’ y otras bandas del crimen organizado, a falta de turbosinoductos (el canal por el cual se transporta la turbosina).

En el tramo de logística que corresponde a ASA (terminal-aeropuerto), de enero a noviembre del 2017 se detectaron ocho casos de pérdidas de combustible no justificadas dentro de estaciones y aeropuertos, que significaron un total de 10 mil 510 litros.

Además del robo que tiene lugar en el tramo de la terminal de almacenamiento de ASA al aeropuerto, el hurto también se da en el mismo puerto aéreo.

Gerardo Rodríguez, investigador de la Universidad de las Américas Puebla, afirmó que es un riesgo creciente el robo de turbosina, sobre todo para la industria aeronáutica, por lo que es un tema que debe tocarse como parte de la agenda de seguridad nacional.

,
empresas15eneweb.jpg
,