Empresas

Ara busca reducir la venta
de vivienda subsidiada

Aunque espera que en 2017 la venta de vivienda de interés social represente hasta el 40 por ciento del total de sus unidades, Consorcio Ara buscará disminuir su dependencia hacia este sector, indicó Germán Ahuamada, presidente de la compañía.
Francisco Hernández
30 marzo 2017 0:19 Última actualización 30 marzo 2017 5:0
Ara

Ara no busca dejar de lado la venta de vivienda de interés social. (twitter.com/CasasARAof)

Ante la reducción de 34 por ciento en los subsidios a la vivienda durante 2017, Consorcio Ara buscará disminuir su dependencia de la venta de casas y departamentos que se comercializan con apoyos gubernamentales, dijo Germán Ahumada, presidente de la compañía.

“Pretendemos casi salirnos de los subsidios, pretendemos escriturar entre el 5 y 10 por ciento de nuestros ingresos con los subsidios, y más tendiendo a 5 que a 10, y poco a poco olvidarnos de ellos”, explicó el directivo.

Al cierre del cuarto trimestre de 2016, las viviendas comercializadas con subsidios representaron poco más del 15 por ciento de los ingresos de Consorcio Ara, 10 puntos porcentuales menos que lo registrado en el mismo periodo de 2015.

A pesar de lo anterior, la empresa no busca dejar de lado la venta de vivienda de interés social y espera que en 2017 ese segmento represente hasta el 40 por ciento del total de sus unidades.

“Ahora vamos a tener un apoyo extra de los nuevos créditos del Infonavit (que a partir de mayo prestarán 70 por ciento más), entonces va a haber mucha gente que antes no podía comprar una casa de tipo medio y ahora va a poder acceder y algunos van a poder brincar de tipo medio a residencial”, agregó el empresario en entrevista con El Financiero.

Para el presente año la viviendera espera ingresos por 8 mil millones de pesos, 5 por ciento más que los obtenidos en el 2016; en tanto que su utilidad neta estará en el orden de los 800 millones, 10 por ciento mayor que un año antes. En flujo operativo (EBITDA por sus siglas en inglés) prevé alcanzar los mil 200 millones de pesos, lo que significará un alza de 15 por ciento respecto al año anterior.

También anticipa la comercialización de 12 mil 500 unidades, 4 por ciento más que en el 2016.

“Tenemos 36 millones de metros cuadrados de reserva territorial toda pagada, nuestra deuda es muy manejable. No va a crecer la deuda, dependemos poco de los créditos puente, actualmente nuestra deuda con costo es de 2 mil 600 millones de pesos pero nuestra deuda neta es de 700 millones, esto es una décima parte de lo que vamos a vender este año”, expresó Ahumada.

En el último cuarto de 2016 la firma reportó un alza 25 por ciento en su EBITDA, apoyado por la mayor venta de vivienda residencial.