Empresas

Ante recorte, SCT e IMSS construirán con privados

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 incluye 8 nuevas propuestas de proyectos de la SCT, IMSS e ISSSTE bajo la ley de Asociaciones Público Privadas, por una inversión total de 11 mil 500 millones de pesos, tras el recorte presupuestal.
Ana Valle
28 septiembre 2015 22:36 Última actualización 29 septiembre 2015 4:55
El nacimiento de la México-Taxco. (Cuartoscuro/Archivo)

El PPEF 2016 incluye tres proyectos carreteros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. (Archivo El Financiero)

Contrario a años anteriores, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2016 incluye 8 nuevas propuestas de proyectos bajo la ley de Asociaciones Público Privadas (APPs) por una inversión total de 11 mil 500 millones de pesos.

Este monto representa 5.6 veces la inversión realizada en APPs en 2014, cuando se registraron 2 mil 54 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda.

El PPEF 2016 incluye tres proyectos carreteros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes: el Libramiento La Galarza-Amatitlanes en Puebla y dos contratos de conservación carreteros para la Querétaro-San Luis Potosí y la Coatzacoalcos-Villahermosa, los cuales suman una inversión total por 4 mil 708 millones de pesos.

Además, hay 4 proyectos hospitalarios para el IMSS por 6 mil 68 millones de pesos, que incluyen hospitales regionales en García, Nuevo León; Tapachula, Chiapas; Bahía de Banderas, Nayarit; y Tepotzotlán, Estado de México.

Finalmente, se busca desarrollar un nosocomio más para el ISSSTE, en Villahermosa, Tabasco.

“Hay interés del sector privado por participar en las obras de infraestructura que se van a hacer en los próximos años, ahora como estamos teniendo un recorte presupuestal en ciertas dependencias se tiene que recurrir a este esquema para que las obras de infraestructura puedan realizarse”, dijo Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

En los APPs, los privados ponen la inversión para la construcción y operación de los activos hasta recuperar los recursos, al final del periodo, las obras vuelven a manos del gobierno.

Carlos Bussey, director de Desarrollo Carretero de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, explicó que se tenían contemplados cinco proyectos, tres de conservación y dos nuevos, de los cuales se aprobaron sólo tres.

“El Libramiento de Puebla se considera como un APP similar a lo que eran los PPS (Proyecto de Prestación de Servicios), donde un privado desarrolla la infraestructura y el gobierno federal paga trimestralidades por la disposición del mismo”, comentó Bussey.

La convocatoria para dicho proyecto podría ser lanzada al inicio de 2016, apenas esté aprobado dentro del Presupuesto de Egresos del siguiente año, o incluso antes de que termine este año, previó.

Otro proyecto que ahora está siendo licitado bajo la Ley de APPs es el segundo piso de Indios Verdes-Santa Clara, el cual no recibirá recursos de la banca de desarrollo o del presupuesto y será financiado íntegramente por deuda contraída por el consorcio ganador.

Respecto a los hospitales, Arballo consideró que el sector salud es en uno a los que mejor se puede aplicar el modelo de APP, ya que el personal médico deja de preocuparse por temas administrativos, pues quedan a cargo del operador.

Trabajo conjunto