Empresas

American Apparel se declara en quiebra

La firma solicitó la protección de la ley de quiebras de Estados Unidos, lo que le permitirá reestructurar sus deudas; planea completar este proceso en los próximos seis meses y se mantendrá en operación durante ese lapso.
Bloomberg
05 octubre 2015 10:5 Última actualización 05 octubre 2015 10:48
American Apparel. (AP)

American Apparel. (AP)

La cadena de ropa American Apparel se declaró en bancarrota tras enfrentar años de pérdidas y una pelea con el fundador Dov Charney..

La firma con sede en Los Ángeles solicitó la protección de la ley de quiebras de Estados Unidos, lo que le permitirá reestructurar sus deudas, que se han disparado a niveles superiores a sus activos.

Más de 200 millones de dólares en bonos serán canjeados por acciones de la empresa reorganizada y American Apparel se mantendrá en el negocio durante el proceso, informó en un comunicado.

“Declararse en bancarrota es una decisión difícil que da a American Apparel la oportunidad de reconstruir el negocio", dijo Bryan Roberts, analista de Kantar Retail. "Un buen número de las cadenas minoristas estadounidenses han pasado por este camino y han logrado salir por el otro lado.", agregó.

La noticia se da un año después de que el consejo de la empresa destituyera a Charney por presunta mala conducta, pero los problemas financieros de American Apparel se remontan tiempo atrás, pues ha reportado déficit cada año desde 2010 y a finales del de junio pasado tenía 161 millones de dólares más de pasivos que de activos, es decir, tenía un valor contable negativo.

Como parte del acuerdo de bancarrota, American Apparel tendrá acceso a financiamiento después de la reestructuración, según el comunicado.

La reorganización de la deuda, que puede durar unos seis meses, está diseñada para proporcionar un alivio financiero.

Los acreedores financiarán las operaciones continuas de la empresa y se espera que la deuda se reduzca a no más de 135 millones de dólares desde los 300 millones de dólares actuales.

"Al mejorar nuestra posición financiera, podremos volver a centrar nuestros esfuerzos empresariales en la ejecución de nuestra estrategia de recuperación", dijo la presidenta ejecutiva Paula Schneider.

La compañía planea crear nuevos productos, introducir nuevas iniciativas de diseño, invertir en nuevas tiendas y expandir su negocio de comercio electrónico, detalló Schneider.

American Apparel espera pagar a todos sus proveedores en su totalidad y sus operaciones internacionales no se verán afectadas por la quiebra.

El plan de reestructuración está sujeto a la aprobación del tribunal de quiebras y debe cumplir con otras ciertas condiciones.