Empresas

Alza de tasas frenará crecimiento en el turismo: expertos

Especialistas advirtieron que las alzas en las tasas de referencia del Banco de México van a frenar el consumo turístico y el desarrollo de la infraestructura del sector.
Everardo Martínez
02 octubre 2016 21:26 Última actualización 03 octubre 2016 8:18
Afectación.El mayor costo del dinero afectará la inversión en nuevos hoteles. especial. (Especial)

Afectación.El mayor costo del dinero afectará la inversión en nuevos hoteles. especial. (Especial)

Las alzas en las tasas de referencia del Banco de México van a frenar el consumo turístico y el desarrollo de la infraestructura del sector, advirtieron especialistas del tema.

“Es un problema porque al subir las tasas lo que se hace es frenar inversiones que mayormente son para desarrollo de infraestructura turística, la cual ha estado avanzando a buen paso”, aseguró Francisco Madrid, director general de la Facultad de Gastronomía y Turismo de la Universidad Anáhuac.

El pasado jueves, el Banco de México aumentó la tasa de interés de referencia de 4.25 a 4.75 por ciento, acumulando una expansión de 150 puntos base en el año.

“Esto tiene un efecto importante para la llegada de capital de las empresas, pues puede ser con costo, el cual aumentaría y eso haría que las inversiones se detengan, explicó Madrid.

Además de las actividades para robustecer a los destinos turísticos, el consumo también se vería afectado. “Al aumentar tasas se fortalece el peso, pero se podría encarecer el crédito al consumo y dado que mucho del turismo es a crédito habría un impacto”, señaló Gerardo Herrera, economista especializado en turismo por la Universidad Iberoamericana.

De acuerdo con la más reciente Cuenta Satélite de Turismo en México, los servicios relacionados con el sector representan el 7.2 por ciento del PIB y a decir de los expertos, se verían afectados por el aumento en tasas si es que se adquieren vía el financiamiento.

Dentro de estos servicios están el alojamiento, los tiempos compartidos, las segundas viviendas, la transportación, el consumo en restaurantes, bares y centros nocturnos, entre otros más.

“Mucho de lo que se consume por turismo es con crédito, desde los boletos de avión o autobús hasta el hospedaje, principalmente, en menor medida la alimentación”, consideró Herrera.