Empresas

Alpek adquiere operación de poliestireno expandible de BASF

A partir de una coinversión que ambas empresas tenían dentro de Polioles, Alpek adquirió la operación de poliestireno expandible, mientras que BASF sumará a su portafolio las actividades de poliuretano.
Redacción
10 julio 2014 9:51 Última actualización 10 julio 2014 11:1
[El objetivo de Alpek, Mexichem y Cydsa es reposicionar el sector petroquímico y aprovechar la reforma energética. / Bloomberg] 

[Alpek dijo que la tendencia alcista de los márgenes del poliéster asiático ha generado fuertes presiones para los mercados mundiales / Cortesía]

La empresa química Alpek adquirió la operación de poliestireno expandible (EPS) de la firma alemana BASF, a partir de una coinversión que las empresas tenían dentro de una compañía llamada Polioles.

Por su parte, BASF sumará a su portafolio las actividades de poliuretano que también estaban en la inversión conjunta, explicó en un comunicado Alpek, que es parte del conglomerado Alfa.

"Una vez realizada la transacción, Polioles continuará operando como una coinversión de Alpek y BASF, con un portafolio de productos compuesto de químicos industriales y especialidades", explican ambas empresas.

Alpek ademas adquirirá los negocios de poliuretano expandible de BASF en Norte y Sudamérica, que incluye canales de venta y distribución, las plantas de este material en manos de BASF en Guaratinguetá, Brasil y General Lagos, Argentina, además del negocio de transformación de EPS en Chile.

La capacidad combinada de todas las unidades de producción de EPS que adquirirá Alpek es de aproximadamente 230 mil toneladas por año.

Esta cifra incluye 165 mil toneladas por año de la planta de Polioles en Altamira, México. Aproximadamente 440 empleados laboran en los negocios sujetos a los acuerdos, la mayoría de ellos continuarán desempeñando sus funciones bajo los nuevos esquemas de propiedad.

BASF continuará comercializando Neopor a sus clientes en los Estados Unidos, Canadá y Sudamérica. Alpek comercializará Neopor para BASF en México bajo un pacto de distribución.

Todos los acuerdos están sujetos a aprobación por parte de las autoridades competentes.

El cierre de la transacción, cuyos términos financieros no se revelaron, se estima para principios de 2015.

José de Jesús Valdez, director general de Alpek, comentó que esta transacción representa para la empresa una oportunidad atractiva de fortalecer su negocio en México, de ampliar su presencia en los mercados de EPS en las Américas, y de consolidar su portafolio de productos en su segmento de plásticos y químicos.

"También reafirmamos el compromiso con la cadena de valor de EPS, donde continuaremos ofreciendo el más alto estándar de calidad y servicio a todos nuestros clientes", dijo.