Empresas
entrevista
Rafael Alonso, presidente de Airbus en América Latina y El Caribe

Airbus ‘vuela’
por conquistar
los cielos de México

Después de Brasil, México es el segundo mercado latinoamericano en el mercado de aviones comerciales, indicó Rafael Alonso, quien estimó que en los próximos 20 años el país requerirá cerca de 600 aviones nuevos.
Axel Sánchez
10 noviembre 2015 22:13 Última actualización 11 noviembre 2015 10:7
Rafael Alonso

En los próximos 20 años México requerirá 600 aviones nuevos, indicó el presidente de Airbus. (Especial)

El fabricante de aeronaves Airbus ya tiene vendidos 156 aviones en México para entregar en los próximos 10 años, con lo cual su participación puede crecer de 52 a más de 60 por ciento en el mercado nacional. Es decir, en el 2025, seis de cada 10 equipos en operación serán de su manufactura.

En entrevista con El Financiero, Rafael Alonso, presidente de la empresa en Latinoamérica y El Caribe, dijo que en los próximos 20 años México necesitará 600 aviones, de los cuales, esperan ganar la mayoría a su competidor Boeing.

Reconoció que el convenio bilateral sobre transportes aéreos entre México y Estados Unidos aumentará la demanda de aviones prevista en 600, por lo que traerá mayor beneficio para las empresas fabricantes. “Nosotros hace 20 años teníamos 10 por ciento del mercado en América Latina, 10 años después ya era 20 por ciento y hoy tenemos el 55 por ciento de la región, y si miramos el futuro queremos llegar a más de 60 por ciento”, destacó.

___¿Cuál es la importancia de México en la operación de Airbus?
___ El mercado de aviones comerciales es un mercado en que estamos bien posicionados en México, tenemos tres de las cuatro compañías aeronáuticas más importantes como clientes, la cuales operan 107 aviones de nuestra empresa, donde Volaris tiene 54, Interjet con 39, Vivaaerobus 10 y Aerounión, que es una carguera, con cuatro. Pero lo más importante es lo que vemos a futuro; ahora tenemos el 52 por ciento de los aviones en operación a nivel nacional y 70 por ciento de las naves nuevas programadas a entregar son Airbus por lo que a futuro la participación seguirá creciendo.

Nosotros hace 20 años teníamos 10 por ciento del mercado en América Latina, 10 años después ya era 20 por ciento y hoy tenemos el 55 por ciento de la región, y queremos llegar a más de 60 por ciento


___¿Cómo potenciar la venta de aviones en México?
___ Todo lo que tenga que ver con facilidades de movimiento en el cielo es bueno para nosotros, como las reestructuraciones de los vuelos y los acuerdos bilaterales entre países, que eso al final beneficia a la aviación, las compañías necesitarán más aviones, a nosotros como fabricantes nos beneficia, además de que la apertura también beneficia a la economía del país porque habrá más turismo, mayor número de vuelos y más gente en México. Nosotros ofrecemos también un vehículo necesario en ese crecimiento.

___¿Ven desaceleración en la venta de aviones para el 2016?
___ No realmente, la aviación es un medio de transporte requerido incluso en épocas de crisis, no importa si hay problemas financieros, las guerras del Golfo, si la caída de las torres gemelas, etcétera, el tráfico sigue creciendo.

El tráfico a nivel nacional y regional es sistemático y tenemos el doble que teníamos hace 15 años, y qué puede pasar, una desaceleración puede afectar pero la recuperación será rápida. México va bien económicamente, está avanzando. Pero por ejemplo en Brasil, la circunstancia es diferente, porque tiene crisis de corrupción, económica y política pero el tráfico de pasaje aéreo sigue creciendo. Otro tema es las tarifas, que sigan bajando, pero el tráfico sigue creciendo.

___¿México entonces puede ser mejor mercado que Brasil?
___ Depende en que lo veamos, en lo general México es el segundo mercado Latinoamericano después de Brasil que tiene 200 millones de personas, su mercado a nivel de aviación comercial es muy grande.

Pero en México nosotros estimamos que va a requerir 600 aviones nuevos en los próximos 20 años, es un mercado importante, con 30 aviones al año, y por eso la lucha de los fabricantes, nosotros estamos bien posicionados, por eso cuando vemos el futuro somos optimistas. Se seguirá desarrollando la demanda aérea, si tú ves Guadalajara es una ciudad de 6 millones de habitantes, y en vuelos como para ir a Miami son ocho horas con conexión, por lo que se podría generar un vuelo directo y así se puede desarrollar el tráfico aéreo, y ahí se necesitan más aviones.

___¿Cómo ve la capacidad del AICM para recibir el Airbus 380?
___ El avión puede operar donde pueda un 747, tienen la misma huella, de 80 por 80 metros, que es lo que los aeropuertos tienen diseñado y van determinando los espacios por los diferentes tipos, la única diferencia es que los motores exteriores son más apartados y por eso hay que compactar más las líneas de la pista de rodadura. Eso es lo que hizo el aeropuerto de la Ciudad de México, y además tienes que tener un finger para el piso inferior y otro superior, pero todo eso ya lo hizo el AICM.

___¿Entonces no ven problema para la llegada del avión?
___ Todo está listo, no debe haber problema para que llegue, todo lo que es en cuestión de compactación deben platicarlo con el director del aeropuerto, pero hasta donde nosotros tenemos entendido es que todo está listo y Airbus está involucrado en la adaptación y se instala en cuestión de 30 días, no es un gran movimiento. Yo creo que la competencia nos hizo mala propaganda con el 380 hablando que no podría entrar en la Ciudad de México, pero el 380 no es más grande que el 747 y Airfrance lo operará en cuatro clases.

___ Decían que Cancún era el único que podía recibirlo…
___ El avión ha volado en 180 aeropuertos en el mundo como Cancún, Medellín, La Paz, Buenos Aires, Río de Janeiro, osea hemos estados en varias ciudades, y el avión puede operar donde haya un 747. Lo que puede pasar es que haya muchas excusas por lo que sea, y las circunstancias que sean, como el que será complicado atender a tantas personas pero no, no es muy complicado.

Yo siempre pongo un ejemplo, en los años 60 el avión más grande era un 707 que movía 150 pasajeros, y Boeing sacó uno de 350 pasajeros, más del doble, eso fue un salto enorme. En los años 60 los aeropuertos se llamaban aeródromos, eran tan chicos y aún así todo se arregló, ya nadie le parecía extraño tener un avión con más de 300 pasajeros. Ahora tienes un 747 con más pasajeros, la competencia nos quiere asustar al mercado y el 380 es un gran avión que ya movió a más de 100 millones de pasajeros en el mundo.