Empresas

AHMSA busca dejar suspensión de pagos,
tras más de 15 años

El director de relaciones públicas de Altos Hornos de México señaló que se espera que el  levantamiento de suspensión por parte de la autoridad se dé en unos meses, debido a que primero se debe tener una asamblea de acreedores para confirmar el acuerdo pactado. 
Axel Sánchez
17 diciembre 2014 12:58 Última actualización 17 diciembre 2014 20:27
[Bloomberg] La siderúrgica tendrá una capacidad de producción de 300 mil toneladas de acero al año y generará 500 nuevos empleos directos en la zona. 

[Bloomberg] La siderúrgica tendrá una capacidad de producción de 300 mil toneladas de acero al año y generará 500 nuevos empleos directos en la zona.

Altos Hornos de México (AHMSA) presentó ante un juzgado de Coahuila la solicitud para iniciar el levantamiento de la suspensión de pagos, situación en la que se encuentra desde hace casi 15 años.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa expuso que la solicitud está respaldada por un convenio general suscrito con la mayoría requerida de sus acreedores, entre los que se cuentan diversos proveedores e instituciones financieras.

Dicho convenio contempla el pago en pesos, conforme a la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos del 100 por ciento de los adeudos, los cuales suman mil 700 millones de dólares. Esto se realizará en un plazo de tres años, una vez sea levantada la suspensión. Asimismo, los acreedores reconocidos podrán capitalizar parte de la deuda en acciones de AHMSA.

“Esperamos que el levantamiento de suspensión por parte de la autoridad se dé en unos meses, porque primero se debe tener una asamblea de acreedores para confirmar el acuerdo pactado”, dijo a El Financiero Francisco Orduña, director de Relaciones Públicas de la compañía acerera.

Añadió que la aplicación de esta ley permitió a AHMSA sanear sus finanzas, sostener su operación industrial, conservar una fuente de 23 mil empleos fundamentales para la economía del país, y mantener su posicionamiento como un productor altamente competitivo en los mercados nacionales e internacionales.

Al acogerse a la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos, la producción anual de AHMSA era de 3.4 millones de toneladas de acero líquido. Con inversión propia (principalmente en el Proyecto Fénix) incorporó equipos y tecnologías para alcanzar en la actualidad una producción de 4.3 millones de toneladas, con aceros especializados y de mayor valor agregado.

“Al segundo trimestre de 1999, año de la suspensión de pagos, el precio alto y bajo de la acción de esta empresa en la Bolsa Mexicana de Valores fue de 8.90 y 2.40 pesos nominales, y el precio alto y bajo de los ADS en la Bolsa de Valores de Nueva York fue de 4.50 y 1.38 dólares, respectivamente”, indicó la firma.

Alonso Ancira, presidente de la compañía, dijo en una entrevista previa con El Financiero, que se dedicaron durante este tiempo (15 años) a sanear sus finanzas y ser más fuertes.

“Anunciamos una inversión de 2 mil 300 millones de dólares en el proyecto Fenix (el mayor proyecto siderúrgico de la industria) con capital ahorrado por la firma. Presentamos un plan de reestructura y además tenemos la operación de empresas mineras fusionadas. Eso demuestra que estamos limpios”, expresó en su momento.

En el tercer trimestre de 2014, la empresa tuvo ingresos por 11 mil 27 millones de pesos, lo que significó un aumento de 16.4 por ciento, mientras que su flujo operativo llegó a 555 millones, un alza de 15 por ciento. Sin embargo, tuvo una pérdida neta de 662 millones de pesos, 28.3 por ciento mayor que la reportada en igual periodo del 2013.

SOLVENTE
Después de 15 años, Altos Hornos de México solicita el levantamiento de suspensión de pagos.

Giro: Siderúrgica
Subsidiarias: NASA, HOMESA, AHMSA INTERNACIONAL y MINOSA
Ingresos*: 32,435 mdp
Producción acero(toneladas): 4.3 millones
Suspensión de pagos: 25 de mayo de 1999
Adeudo: 1,700 mdd
                                                                 *Datos al tercer trimestre 2014
                                                                                    FUENTE: AHMSA