Empresas

Aerolíneas mexicanas atravesarán turbulencia por Trump

Líneas aéreas del país deberán de tomar medidas ante una posible recesión de Estados Unidos y una futura baja en los viajeros, como consecuencia de la devaluación del peso frente al dólar.
Everardo Martínez
09 noviembre 2016 14:31 Última actualización 09 noviembre 2016 14:34
avión, aeropuerto, aviones. (Shutterstock)

avión, aeropuerto, aviones. (Shutterstock)

Las empresas mexicanas de transporte aéreo tendrán que recortar sus planes de expansión de flota o aumentar tarifas, además enfrentarán una menor demanda de viajeros como consecuencia del triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, de acuerdo con especialistas del sector.

Entre el 50 y el 60 por ciento de los costos operativos de las aerolíneas mexicanas, como la renta de aeronaves, el combustible y el mantenimiento, están denominados en dólares.

Ante el riesgo de una recesión económica en el país norteamericano, aunado a una drástica depreciación del peso mexicano frente al dólar, los viajeros aéreos se reducirán en el corto plazo.

"De ser el caso, el flujo de pasajeros se vería afectado y las aerolíneas perderían clientes. Aeroméxico tiene una exposición importante de viajeros internacionales, Volaris tiene también un riesgo porque una característica importante es que se enfocan mucho al mercado de migrantes, un mercado étnico", expuso Marco Montañez, analista de Vector Casa de Bolsa.

En un año los viajeros aéreos podrían reducirse hasta en un 20 por ciento, consideró Lucía Tamez, analista de Signum Research.


"En un escenario extremista, en un año, el peso podría llegar a los 25.50 pesos por dólar, eso haría que las aerolíneas aumentaran costos de operación, redujeran márgenes de ganancia y posteriormente podrían ocurrir dos situaciones: recorte de rutas y frecuencias para reducir costos dolarizados o aumento de tarifas para tener mayores ingresos, ambas para conservar rentabilidad", explicó la especialista en entrevista.

Como consecuencia de este panorama, se mitigarían los beneficios del reciente convenio aéreo firmado en agosto de este año, en el cual se acordaba destrabar las rutas para los operadores en ambos países.

Aeroméxico es la empresa que tiene el mayor tráfico de pasajeros entre México y el extranjero, en enero y septiembre de este año reportó un flujo de 4 millones 845 mil viajeros; le sigue Volaris con 2 millones 99 mil; luego Interjet con un millón 428 mil y finalmente VivaAerobus con 29 mil pasajeros, según datos de la DGAC.

"De haber una recesión fuerte en Estados Unidos y políticas restrictivas en el tema de las remesas, ésta puede tener un impacto en el segmento de viajeros que ataca Volar (Volaris), porque buena parte de esa gente nacionalizada allá financia los viajes de sus familiares en México", añadió Montañez en entrevista telefónica.

Las acciones de Aeroméxico en la Bolsa Mexicana de Valores caían 1.7 por ciento alrededor de las 13:oo horas, a 38.5 pesos por título. En tanto, los papeles de Volaris retrocedían 3.9 por ciento, a 34.36 pesos.