Empresas

Aerolíneas elevan 130% su deuda en 4 años

Las aerolíneas mexicanas registraron 117 mil 445 millones de pesos en sus cuentas por pagar al cierre de 2015, lo que representó un alza de 130 por ciento respecto a las de finales de 2011, cuando sumaron 51 mil 76 millones, según cálculos de la calificadora HR Ratings de México.
Everardo Martínez
09 octubre 2016 22:39 Última actualización 10 octubre 2016 8:6
La oferta de asientos de las aerolíneas mexicanas alcanzó los 40 mil 69 lugares en 2015, un 43.6 por ciento más que hace cuatro años. (Cuartoscuro/Archivo)

La oferta de asientos de las aerolíneas mexicanas alcanzó los 40 mil 69 lugares en 2015, un 43.6 por ciento más que hace cuatro años. (Cuartoscuro/Archivo)

Las principales aerolíneas mexicanas dispararon su nivel de deuda en cuatro años, reflejo de la fuerte expansión en su flota de aviones para atender un mayor nivel de tráfico de pasaje.

VivaAerobus, Interjet, Volaris y Aeroméxico registraron 117 mil 445 millones de pesos en sus cuentas por pagar al cierre de 2015, lo que representó un alza de 130 por ciento respecto a las de finales de 2011, cuando sumaron 51 mil 76 millones, según cálculos de la calificadora HR Ratings de México.

“No obstante, este mayor apalancamiento se ha dado de una manera estructurada y en línea con los flujos generados. Asimismo, esta renovación y crecimiento de su flota ha permitido incrementar los asientos ofrecidos (con más del 46 por ciento de crecimiento después de la salida de Mexicana de Aviación) y mejoras operativas tal como reducciones en gastos de mantenimiento, menor consumo de combustible y mayor absorción de costos fijos mediante el uso más frecuente de los equipos de vuelo”, argumenta el reporte sectorial de HR Ratings.

La oferta de asientos de las aerolíneas mexicanas alcanzó los 40 mil 69 lugares en 2015, un 43.6 por ciento más que hace cuatro años.

Al 2011 las cuatro aerolínea operaban 189 aeronaves, pero con apoyo del financiamiento al finalizar 2015 alcanzaron los 264 aviones hasta con un promedio de edad de 7 años, menor a los 19 que tenían antes, de acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

“Tuvieron que acudir al financiamiento de la banca y al bursátil para poder encarar el crecimiento de la demanda de pasajeros, además se está desarrollando un mercado que tiene aún bajos niveles de penetración aérea”, señaló Victor Hugo Valdés, de la Universidad Anáhuac.