Empresas

Acueducto Monterrey VI, en controversia y cerca de ser cancelado por el gobierno

El Acueducto Monterrey VI en Nuevo León, proyecto para el que se estimó una inversión de 18 mil 300 millones de pesos, podría ser frenado por la administración de Jaime Rodríguez,
la cual inicia el próximo 4 de octubre.
Ana Valle
28 septiembre 2015 23:36 Última actualización 29 septiembre 2015 4:55
Acueducto Monterrey VI

El Acueducto Monterrey VI es el proyecto hídrico más grande de América Latina. (Tomada de hidropluviales.com)

El Acueducto Monterrey VI es la obra más grande de abastecimiento de agua en construcción o licitación actualmente en México, sin embargo, se espera que en los siguientes días sea cancelada por la nueva administración del estado de Nuevo León.

La controversia del proyecto surgió después de ser adjudicado, pues despertó dudas al haber sido entregado al consorcio en que participan ICA y Grupo Higa, empresa envuelta en un escándalo por conflicto de interés con el presidente Enrique Peña Nieto, lo que opacó el proceso bajo el cual se otorgó.

Sin embargo, los problemas de la obra podrían remontarse a la planeación del mismo.

Un estudio realizado por The Nature Conservancy revela que la capacidad del acueducto se quedará corta, respecto a las necesidades de la zona en los siguientes 30 años, a lo que se suman los problemas que traería al propio Río Pánuco en Veracruz, considerando la explotación de la que será parte.

El acueducto tiene como objetivo abastecer a una población de 4.2 millones de habitantes en la zona metropolitana de Monterrey, conduciendo agua desde el río Pánuco, en Veracruz, a la Presa Cerro Prieto, por medio de un acueducto de 372 kilómetros y un diámetro de 2.13 metros.

La capacidad será de 5 metros cúbicos por segundo y tendrá 6 plantas de bombeo.

Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, consideró que se trata de un proyecto de “suma importancia” al permitir garantizar el suministro de agua en la región y contar con la infraestructura hídrica, ante la llegada de nuevas inversiones.

El proyecto fue adjudicado mediante una licitación pública a ICA, Grupo Higa y Recsa y requerirá una inversión para su construcción de 18 mil 300 millones de pesos, monto que ha sido considerado alto, uno de los factores que ha sido mencionado como el principal para su cancelación.

Desde su licitación, el proyecto tenía problemas para poder llevarse a cabo, ya que de acuerdo con consultores involucrados en el mismo, no se trataba de una obra susceptible de ser financiada por la banca, como se tenía contemplado.

Se tenía previsto que el proyecto fuera financiado en un 80 por ciento por la iniciativa privada y en 20 por ciento por el Fondo Nacional de Infraestructura, con una Tasa Interna de Retorno proyectada de 16.9 por ciento y otorgado bajo un esquema de Asociación Público Privada (APP).

A casi un año de haber sido adjudicado el contrato, ICA aún se encuentra en proceso de cerrar un crédito para financiarlo.

Alonso Quintana, director general de ICA, comentó la semana pasada que aún no les habían notificado la cancelación del proyecto, aunque si se decide hacerlo, la empresa no peleará para que siga, pues su objetivo no es tener una obra que resulte polémica y no deseada por la gente. “Cuando le entramos, pensamos que era un proyecto viable y deseado, y ahora ha sido de tanta controversia, que sólo si se alineara la opinión pública de que es un buen proyecto, le entraríamos”, dijo.

Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’, gobernador electo de Nuevo León, ha sostenido que el proyecto será cancelado cuando tome posesión (4 de octubre), atendiendo las peticiones de la población.

Según datos de la Conagua, el Monterrey VI es el acueducto más caro de los siete en construcción o estudio, quedando lejos del acueducto Chapultepec, en Guerrero, el segundo más caro, con una inversión de 2 mil 164 millones de pesos, el cual tiene una longitud y capacidad inferior.

Haz clic en la imagen para ampliarla

Consiste en la construcción de un acueducto de 372 kilómetros de largo, de 84 pulgadas de diámetro, un caudal medio de 5 metros cúbicos por segundo, 6 estaciones de bombeo y obras complementarias, que provendrá de la cuenca del Río Pánuco hasta llegar a Linares, NL.