Empresas

'Acelera' venta de autos nuevos importados

En el periodo enero-agosto del 2014, la venta de autos nuevos importados aumentó 7.2%, impulsada por la llegada de firmas asiáticas como Hyundai y Mazda, de acuerdo con datos de la AMIA.
Axel Sánchez
21 septiembre 2014 17:24 Última actualización 22 septiembre 2014 4:55
Planta automotriz

Mazda realizó una importante inversión en Salamanca para poder exportar con mayor facilidad sus productos. (Bloomberg)

La venta de automóviles nuevos importados en México aumentó 7.2 por ciento en los primeros ocho meses del 2014, impulsada por marcas de origen asiático, pese a que la comercialización de vehículos nacionales disminuyó 0.4 por ciento en el mismo periodo.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) expuso que esto se debió a la llegada de firmas asiáticas como Hyundai y Mazda, las cuales trajeron parte de su línea de productos de Corea y al creciente gusto de los mexicanos por este tipo de marcas.

La importación de autos de origen asiático aumentó 18 por ciento en los primeros ocho meses del año, mientras que la de vehículos europeos creció 3 por ciento y la de estadounidenses bajó 1 por ciento.

En México se comercializaron 371 mil 16 automóviles extranjeros durante enero-agosto de 2014.

Eduardo Solís, presidente de la AMIA, dijo que cada vez se observa un mayor número de marcas asiáticas en México y el ejemplo es que una firma de este continente es la líder del sector nacional, Nissan.

La marca con mayor presencia en autos importados es Toyota, la cual cuenta con una participación de mercado de 12 por ciento, pero no fábrica ninguna unidad en México. Esta empresa tiene planes de construir una planta en el país, pero sigue analizando la ubicación, de acuerdo con Bloomberg.

Otra gran importadora es Renault, que logró vender en México 14 mil unidades durante los primeros ocho meses del año, lo cual le permitió tener una participación de mercado de 2.1 por ciento.

Esta empresa tuvo planes de tener planta en México, pero después de la crisis económica de 2009 decidió dar marcha atrás.

Meten turbo