Empresas

‘Acelera’ transporte de autos por tren; triplica crecimiento de carga ferroviaria general

Empresas ferroviarias como KCSM y Ferromex también han ganando con el boom automotriz en México. Los trenes movilizan el 75 por ciento de los autos en el país, mientras que hace 10 años era un 35 por ciento.
Everardo Martínez
02 agosto 2016 21:19 Última actualización 03 agosto 2016 4:55
El transporte de autos a través de trenes se realiza mediante 'autotracks'.

El transporte de autos a través de trenes se realiza mediante 'autotracks'. (Cortesía)

Las ganadoras del boom automotriz que tiene lugar en México no sólo han sido las armadoras, las ferroviarias Kansas City Southern de México (KCSM) y Ferromex también han visto crecer sus ingresos con el transporte de vehículos producidos en el país.

Los trenes movilizan el 75 por ciento de los autos en el país, mientras que hace 10 años era un 35 por ciento, de acuerdo con estimaciones de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF).

Datos de la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal revelan que el volumen de autos transportados por tren creció tres veces más que toda la carga movida por ferrocarril entre 2010 y 2015.

La carga total transportada por ferrocarriles en México creció en un lustro 14.6 por ciento, al pasar de 104 millones 564 mil toneladas en 2010, a 119 millones 646 mil toneladas en 2015, mientras que el volumen de vehículos armados en el país que se movió en autoracks de ferrocarril aumentó 44 por ciento, de 3 millones 330 mil toneladas, a 4 millones 795 mil toneladas en igual lapso.

“El sector automotriz ha sido clave para nuestro crecimiento en los últimos cinco años, a raíz de las nuevas aperturas de ensambladoras alrededor de nuestra red”, dijo Rogelio Vélez, CEO de Ferromex y Ferrosur.

Según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, la producción de vehículos de 2010 a 2015 aumentó 48 por ciento, a 3.4 millones de unidades ensambladas en el país.

La carga que se movilizó en 2015 tuvo un valor de 42 mil 680 millones de dólares.

Para Ferromex, el prestador de servicio ferroviario más grande del país, el crecimiento del último año obedeció a la recuperación de negocios como el de Ford en Hermosillo; una mayor penetración en Silao; y el nuevo tráfico de importación de vehículos de Nissan, a través del puerto de Mazatlán. Sus clientes más importantes son General Motors, Nissan, Ford y Chrysler.

El sistema ferroviario ha respondido al incremento en la demanda, al remolcar más vehículos porta automóviles, llamados ‘autoracks’. La oferta pasó de mil 493 en 2010, a 4 mil 816 carros en 2015, prácticamente el triple.

De acuerdo con estimaciones de la AMF, el tren moviliza alrededor del 75 por ciento de los autos, el restante 25 por ciento, el autotransporte por medio de madrinas. El uso de éstas depende del mercado interno, el cual representa el 18 por ciento de la producción.

El uso de madrinas depende de la venta interna. Los productores abastecen sus centros de venta con ese tipo de servicio porque los ramales del tren no llegan a las agencias, además de que muchas plantas armadoras no están conectadas en directo y también usan la transportación por tráiler. Depende también de la distancia a transportar y si hay vías del tren, explicó la AMF.

Mover nueve autos por 500 kilómetros en una madrina cuesta alrededor de 5 mil 114 pesos, mientras que el mismo recorrido por ferrocarril se cotiza en 2 mil 300 pesos, de acuerdo con empresas ferroviarias y de autotransporte.

“Mucho del modelo automotriz tanto de importación, como de exportación se está yendo a Lázaro Cárdenas, esto nos obliga a hacer un proyecto en apoyo al API, en el terreno de La Paloma. Nos va a permitir absorber el crecimiento que se viene para el puerto. La industria automotriz está en franco crecimiento y ahí están las oportunidades para la industria ferroviaria”, señaló Óscar del Cueto, director ejecutivo de operaciones de KCSM.

Se estima que hacia 2020, la producción de automóviles llegue a 5.3 millones de unidades en México, un crecimiento de 56 por ciento sobre su nivel actual.

“El tren tiene que competir con el autotransporte de carga, contra las madrinas, pero más consigo mismo para no verse superado por la producción nacional, porque es la manera más eficiente de movilizar los vehículos en distancias largas y en grandes cantidades. Esto le da competitividad al país, da fluidez a las mercancías, atrae inversiones y genera empleo”, comentó Mauricio Hernández, director general de Grupo Logístico Mexicano, un operador puerta a puerta de Ferromex.

Da clic en la imagen para agrandarla

een 5 años