Empresas

AB InBev se quiere ‘tomar’ a SABMiller; hace
oferta de compra

La cervecera más grande del mundo informó a SABMiller que pretende hacerle una oferta de compra, pero aún no le presenta ninguna propuesta. De concretarse la fusión, crearía un coloso con cerca de un tercio de la producción mundial de cerveza.
Reuters
16 septiembre 2015 8:25 Última actualización 16 septiembre 2015 21:15
[Bloomberg] En México, SABMiller tiene algunas importaciones, mayormente en las regiones del norte. 

Anheuser-Busch InBev informó a su rival SABMiller que tiene la intención de hacer una oferta. (Bloomberg)

Anheuser-Busch InBev (AB InBev), la mayor cervecera del mundo, se acercó a su rival SABMiller para una adquisición que crearía un coloso con cerca de un tercio de la producción mundial.

Un grupo fusionado tendría un valor de mercado de alrededor de 270 mil millones de dólares, de acuerdo a los precios actuales. Además, mezclaría la participación dominante de AB InBev en Latinoamérica con la fuerte presencia de SABMiller en África, ambos mercados de rápido crecimiento, y fortalecería la posición en Asia.

"La atracción real es África, donde AB InBev no tiene presencia, así como algunos complementos en Asía y América Latina", aseguró el analista de Societe Generale Andrew Holland.

SABMiller, la segunda mayor cervecera del mundo y fabricante de Peroni, Grolsch y Pilsner Urquell, dijo en un comunicado el miércoles que había sido informada de que AB InBev pretende hacer una propuesta y que bajo las leyes británicas debería hacerlo para el 14 de octubre, pero advirtió que no se había realizado ninguna oferta hasta el momento.

AB InBev, fabricante de Budweiser, Stella Artois y Corona, confirmó su acercamiento al directorio de su rival.

Una fuente cercana a SAB dijo que era muy prematuro decir qué haría SABMiller, ya que aún no existe una oferta.

"En este etapa, estamos en un modo de esperar y ver", aseguró la fuente.

La especulación sobre una fusión han circulado durante años. El momento del acercamiento, después de más de una década de adquisiciones por parte de AB InBev, se produce tras una caída de casi 15 por ciento en el precio de las acciones de SABMiller desde principios de agosto hasta mediados de septiembre.

"Es exactamente el momento que han estado esperando", dijo el analista de Morningstar Phil Gorham. "Tiene sentido financieramente por primera vez en años".

AB InBev tendrá que pagar al menos 40 libras (62 dólares) por acción de SABMiller, y tal vez hasta 45 libras, según analistas, lo que implica un precio general de hasta mil 300 millones de dólares, incluyendo la deuda de SAB.

Eso la transformaría en una de las mayores adquisiciones de la historia.

Las acciones de SAB cerraron con un alza del 19.9 por ciento a 36.14 libras, mientras que los títulos de AB InBev avanzaron un 6.4 por ciento. Las papeles de los rivales Heineken , Carlsberg y Diageo también subieron ante la especulación de que SAB podría buscar otra fusión como una estrategia de defensa.

El mercado mundial de la cerveza es dominado por un puñado de firmas que se mueven más hacia nuevos mercados a medida que buscan compensar la debilidad en América del Norte y Europa, donde los consumidores escogen cada vez más cervezas artesanales fabricadas por jugadores independientes o vinos o licores.

La participación de mercado de AB InBev fue de 21.1 por ciento en el 2014 y la de SABMiller alcanzó un 15 por ciento, según Plato Logic. Heineken fue el número tres.

Lideres