Empresas

VW México vendió
32 mil autos con motor diésel ‘modificado’

Alrededor de 32 mil vehículos que potencialmente podrían estar incluidos en la lista de motores diésel de la serie EA189 serán sujetos a investigación; VW informará a los clientes el resultado de la misma y, de ser necesario, aplicará medidas correctivas sin costo.
Axel Sánchez
29 septiembre 2015 11:52 Última actualización 29 septiembre 2015 21:38
Volkswagen y su motor a diésel

Logo de Volkswagen en un motor a diésel, versión en el centro del escándalo que ha afectado la reputación de la automotriz alemana. (Reuters)

Volkswagen de México vendió 32 mil autos de motor diésel con tecnología TDI de 2009 a agosto de 2015, incluyendo ocho modelos.

Se trata del Transporter 2.0, Amarok 2.0, Vento 1.5/1.6, Jetta Generación cuatro (Clásico) 2.0, Bora 2.0, Nuevo Jetta Generación seis 2.0, Audi Q3 2.0 (hasta el modelo 2015) y Audi A4 2.0, detalló la armadora de origen alemán en un comunicado de prensa.

Estos vehículos son investigados en Estados Unidos por evadir la regulación de emisiones contaminantes.

Volkswagen informa que se han comercializado en México, desde 2009 hasta agosto de 2015, aproximadamente 32 mil vehículos que potencialmente podrían estar incluidos en la lista de motores diésel de la serie EA189 sujetos a investigación

Todas estas unidades han sido homologadas en México de acuerdo a la normatividad mexicana vigente, afirmó la empresa.

“El Grupo Volkswagen se encuentra trabajando prioritariamente para establecer con certeza si en los modelos mencionados se presenta una alteración de los valores de emisiones reportados a las autoridades mexicanas. Una vez que se cuente con esta certeza, Volkswagen de México informará al público en general sobre la necesidad de medidas correctivas y la forma de implementarlas, en coordinación con las autoridades”, indicó la firma.

Desde Alemania, Herbert Diess, director general de la división Volkswagen Vehículos de Pasajeros, destacó que, al igual que en México, están delimitando con otros gobiernos una estrategia de trabajo con la visión de reparar el daño que causaron a los consumidores.

“Todos los vehículos son técnicamente seguros y aptos para circular. En el marco del plan de acción, Volkswagen y otras marcas del grupo cuyos vehículos se ven afectados presentarán las soluciones técnicas y medidas a las autoridades responsables en octubre”, explicó el directivo.

Países como Estados Unidos, Suiza, Canadá y Bélgica ya detuvieron la venta de los vehículos diésel de Volkswagen hasta que se aclare la situación, mientras que otros 11 como México están investigando a la marca pero no detuvieron la venta.

“Es un panorama bastante preocupante para la industria por las posibles implicaciones que tenga en la economía mexicana sobre inversiones futuras”, dijo Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Para cubrir las medidas de servicios necesarios y otros esfuerzos para recuperar la confianza de los clientes, Volkswagen estableció una provisión de 7.2 mil millones de dólares que serán efectivos en el estado de resultados del tercer trimestre del año fiscal en curso.

En investigación