12 marcas mexicanas para ‘botanear’ que seguro no conoces si eres chilango
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

12 marcas mexicanas para ‘botanear’ que seguro no conoces si eres chilango

COMPARTIR

···

12 marcas mexicanas para ‘botanear’ que seguro no conoces si eres chilango

¿Una 'coca cola' fría acompañada de 'sabritas'? En todo México, hay otras marcas con igual o mayor tradición para botanear que las más conocidas. Si eres de la Ciudad de México, quizá no conoces alguna de las siguientes doce.

Uriel Blanco
17/05/2018

Todos en algún momento hemos ido a la tiendita de la esquina para comprar ese dúo infalible para botanear: unas sabritas y una coca cola fría. Sin embargo, más allá de la Ciudad de México, existen marcas mexicanas de gran tradición o de impulso reciente que ofrecen chicharrones, churritos, papas, cacahuates, nueces, refrescos, agua mineral y hasta cervezas con la misma o mayor calidad de los negocios más conocidos.

Por lo tanto, si eres chilango, defeño, capitalino (o como quieras asumirte), seguramente no conoces algunas de estas marcas, las cuales se encuentran establecidas desde el Golfo de México hasta el norte del país.

Placeholder block
Refresco Escuis sabor a hierro.Fuente: Especial.

Ésta es una de las alternativas a los refrescos de cola más conocida en la zona norte de México. Como su nombre lo indica, es una bebida sabor ‘hierro’ (sí, el metal).

El refresco Escuis es propiedad de la empresa mexicana Grupo Tampico (hoy conocida como GT Global), que fue fundada en 1912 por Leo Fleishman y que en 1926 se convirtió en la primera franquicia de México en embotellar y vender Coca Cola, con lo cual nació Embotelladora Tampico.

Así como el nombre de la embotelladora que lo hizo crecer, Escuis es el refresco más típico de Tampico, Tamaulipas, y cuenta con otros sabores como naranja, mandarina, manzana, piña, limón, entre otros.

Placeholder block
La empresa tiene presentaciones de regalo.Fuente: Promanuez.

No hay botana más conocida en Torreón que Promanuez, marca con más de 30 años de tradición. Su variedad de más de 100 productos (que ya no sólo abarca nueces como en sus inicios, sino frutos secos, botanas en general, condimentos para la cocina, semillas saludables) la ha llevado a extenderse a toda la región de la comarca lagunera y algunos otros puntos de la región.

Promanuez actualmente cuenta con 10 tiendas en Torreón, Coahuila; tres en Gómez Palacio, Durango; una en Monclova, Coahuila; siete en Monterrey, Nuevo León; y una en Guadalajara Jalisco.

Para diversificar su mercado, la empresa de Torreón también vende sus productos en forma de regalo, envueltos o montados en materiales reciclables como cajas de madera y bolsas de papel.

Placeholder block
La salsa Guacamaya se posiciona como la más vendida en su región. Fuente: Industrias Guacamaya.

Industrias Guacamaya, que es la creadora de la salsa Guacamaya, fue fundada en el año de 1948 en El Rosario, Sinaloa.

La idea inicial del negocio era hacer una salsa artesanal que fuera del agrado de los sinaloenses. Ahora, Industrias Guacamaya distribuye a toda la República Mexicana e incluso tiene centros de distribución en Estados Unidos.

Sus productos insignia son las salsas, pero Guacamaya también se enfoca en la producción de especias. De acuerdo con la empresa, sus salsas están posicionadas como las más consumidas en la región del Pacífico.

Placeholder block
El licor Moscos tiene tradición desde la década desde 1920.Fuente: Moscos.

La marca Moscos fue fundada en 1933 por Adolfo Almazán en Toluca, Estados de México. Pero la tradición familiar de este licor de naranja data desde la década de 1920 en Valle de Bravo.

“En los años 20, mi abuelo, Adolfo Almazán, vivía en el Estado de México, y pues como en Valle de Bravo no tenemos magueyes y como no tenemos una tradición de otras bebidas destiladas, lo que se utilizaba era fruta, porque hay mucha fruta. Se hacían licores con un destilado de caña. Es lo que muchas personas aquí consumían”, dijo Martha Almazán, actual dueña de Moscos, en entrevista para El Financiero.

Aunque comenzó como un licor familiar, Martha Almazán mencionó que las personas que probaron el licor difundieron el rumor de una bebida fuerte con la que “te quedabas picado”. De ahí el nombre de Moscos, marca que hasta la fecha se enfoca en la producción de licor de naranja que se vende en su tienda La Miniatura (en Toluca) y en los aeropuertos de Toluca, la CDMX, Cancún y próximamente en el de Querétaro.

Placeholder block

Fundada en San Luis Potosí en 1965, Botanas Provi es una empresa que distribuye papas, chicharrones, cacahuates. semillas, churritos y otras frituras en toda la región del Bajío.

De acuerdo con información de ventas de la compañía mexicana, la línea de papas -que incluye naturales, adobadas, de queso y de salsa verde- es la que más genera dividendos.

Botanas Provi distribuye producto en San Luis Potosí, Tamaulipas, Querétaro, Zacatecas, Aguascalientes y Guanajuato. El único estado que no se encuentra en su distribución en esta zona es Veracruz.

Placeholder block
Conchitas, parte de la oferta de productos de la compañía regiomontana Botanas Encanto.Fuente: Botanas Encanto.

Ir a Monterrey y comer unas Conchitas son dos cosas que coexisten juntas por la tradición de estas frituras en el estado de Nuevo León.

Conchitas, frituras de maíz que en forma son parecidas a los Fritos, es un producto de la empresa mexicana Botanas Encanto, la cual fue fundada en Nuevo León en 1957.

Botanas Encanto forma parte de un trío nuevoleonés de frituras que lo completan Botanas Snaky y Botanas Leo. Las tres forman parte de la división de alimentos de la firma BYDSA.

Placeholder block
Refresco El Jarochito es parte de la Embotelladora El Jarocho.Fuente: Museo del Objeto.

Embotelladora El Jarocho fue fundada en 1965 en inició operaciones en Córdoba, Veracruz. Su producto emblema, que se ha vuelto tradicional en ese estado, es el refresco El Jarochito.

Esta bebida refrescante tiene diversas presentaciones: desde la clásica de 600 mililitros hasta envases de 3.5 litros y más pequeños de 200 ml.

La embotelladora veracruzana tiene otros productos, tales como Acqua Buona, Buona Soda Agua Mineral, Zaraza, Super Punch, Manzanita Pin, Tuist e incluso una bebida alcoholica llamada Super Chupe.

Placeholder block
Las bebidas que han ganado hasta un récord Guinness.Fuente: Dayvasos.

¿Qué pasa cuando combinamos cerveza, salsas, cacahuates, carne seca, camarones, entre otras cosas? Nos resulta en un Dayvasos, bebida que ha tenido una creciente popularidad en Chihuahua y otros estados de la República.

David Lorenzana, dueño del negocio, se dedicaba a la venta de vinos y licores. Un día, uno de sus clientes dejó de comprarle mercancía y, para traerlo de regreso, decidió que, además de las cervezas, le iba a preparar una bebida tipo ‘clamato’, pero con su salsa especial, además de otros ingredientes como carne seca, camarones, cacahuates, entre otros. Y de ese cliente, siguió su esposa, sus amigas, más personas, el negocio pasó de boca en boca para iniciar, desde 2008, con lo que hoy se conoce como Dayvasos.

En sus 10 años de existencia, Dayvasos ha logrado expandir sus sucursales en México y en Estados Unidos (en El Paso, Texas), contando entre los dos países con 30 unidades en total, unas con el modelo de franquicia y otras propias. Y además, en 2015, consiguió establecer un récord Guinness de servir 8 mil 880 Dayvasos en 12 horas.

Placeholder block
Cervecerías de Colima inició operaciones en 2014.Fuente: Cervecerías de Colima.

Cervecerías de Colima es una empresa reciente, pues inició operaciones en 2014. A pesar de ello, es probable que hayas escuchado de su producto estrella, la cerveza Colimita, la cual ya se encuentra en cadenas de autoservicio como Superama o Sam’s Club.

La planta de producción de la cervecera se encuentra localizada en El Trapiche, Colima. La empresa cuenta con más de 75 empleados.

Cervecerías de Colima, que también produce las cervezas Páramo, Ticús, Cayaco y Piedra Lisa, tiene presencia en ciudades como Puebla, Ciudad de México, Monterrey, Puerto Vallarta, Tijuana, entre otras.

Placeholder block
Los Torritos, de diversas presentaciones y sabores.Fuente: Torritos.

Los Torritos forman parte de un conjunto de botanas típicas en la zona del Golfo de México.

Botanas Torritos, fundada en 1953, es una empresa originaria del estado de Yucatán. Sus productos más reconocidos en la región van desde cacahuates y chicharrones, hasta tostadas y totopos.

Estas botanas se pueden encontrar en tiendas de Mérida y todo Yucatán como Oxxo, Abarrotes Willys, Super Deli, Aki Gran Mayoreo, Six, entre otras.

Placeholder block
Topo Chico ya llegó hasta Estados Unidos.Fuente: Topo Chico.

No hay agua mineral más tradicional en el norte de México, específicamente en Nuevo León, que Topo Chico.

El agua mineral de Topo Chico, que se recibe del Cerro del Topo Chico ubicado en Monterrey, Nuevo León, es embotellada desde hace 123 años.

Aunque comenzó como una bebida típica en el norte del país, poco a poco ha expandido su presencia en toda la República mediante una de las dos más grandes embotelladoras de Coca Cola: Arca Continental. En Estados Unidos, los productos de Topo Chico son consumidos mediante la cesión de derechos de distribución celebrado entre Arca y The Coca Cola Company en 2017.

Placeholder block
El refresco de Acapulco.Fuente: Yoli.

Un caso similar, y aun más reconocido, a la expansión de Topo Chico es el del refresco típico de Acapulco: Yoli. En 1933, el refresco La Vencedora cambió de nombre a Yoli, bebida que con el tiempo se volvió parte de la cultura de Acapulco, la ciudad turística de México por antonomasia hace algunas décadas.

El cambio trascendental se dio hasta dos años antes de acabar la década de los 2000, momento en el que The Coca Cola Company adquirió los derechos de distribución de Yoli en el estado de Guerrero. Y también en 2013, cuando la mayor embotelladora de esta compañía en México y Latinoamérica, Coca Cola FEMSA, compró a Grupo Yoli por la cantidad de 700 millones de dólares.

Si a partir de 2008 Yoli comenzó con la distribución de su refresco emblema en los estados más cercanos a Guerrero -Estado de México y Morelos-, en 2013 inició la expansión a prácticamente toda la República Mexicana. Éxito rotundo, al menos para algunos.

De los anteriores marcas, hay dos casos que llaman la atención por su éxito actual y el plan de expansión que han desempeñado: el licor Moscos, originario del Estado de México; y Dayvasos, bebidas de Chihuahua también conocidas como ‘clamatos’.

Moscos es una empresa que actualmente se enfoca en la producción de licor de naranja. Estas bebidas se venden en su tienda de Toluca, y en los aeropuertos de la misma ciudad, el de la CDMX, Cancún y próximamente en el de Querétaro.

¿Qué hace que marcas como Moscos quieran llegar a más aeropuertos, que quieran expandir el negocio? Para Eder Salamanca, comunicólogo y publicista egresado de la UNAM, lo primero que se tiene que observar en esta marca es si tiene un concepto original; después de ello, comprobar si la marca es rentable para el mercado.

“Ese concepto original tiene que ser rentable para un mercado, pero hay dos tipos de mercados: hay un mercado que es muy volátil, que si en un momento llega una competencia de bebidas alcohólicas, no podemos dar por sentado que la persona va a consumir únicamente licor (Moscos, por ejemplo) o cerveza”, sino también pueden consumir chocolates envinados o pastillas con sabor a algún coctel; “y hay otro mercado que es leal. Ya las marcas han empezado a afianzar a sus mercados para que los vuelvan leales con estrategias, de fidelidad, de amor, de enamoramiento, de felicidad”, dijo el también maestro en Alta Dirección y Comunicación por el Centro Universitario de la Comunicación.

Moscos es un concepto original porque “¿qué quieres?, ¿quieres una bebida alcohólica fuerte, no tan fuerte, muy finita? (El licor Moscos tiene cuatro variedades de presentaciones, cada una con más grados de alcohol a la anterior). Ese es un concepto original: tener un nombre, tener una propuesta de valor, y tener presentaciones diferentes y variadas, lo que hace que tengas una oportunidad en el mercado”, apuntó Salamanca.

En cuanto a la llegada a nuevos aeropuertos para expandir el negocio, Salamanca comentó que es una buena estrategia, ya que, al ser Moscos una marca consolidada con su mercado más leal, convertirse en un recuerdo de “lujo” en la visita a otro estado le da más valor al producto de la marca.

Una propuesta de Martha Almazán es hacer licores de nuevos sabores este año. Pero Salamanca recalca una cosa: “Si quieres expandirte en el mercado, (solamente) licor de naranja, licor de naranja, licor de naranja, dalo a conocer. Y a tu mercado que lo tienes cautivo, entonces sí dile que va a haber licor de otros sabores, con el objetivo de que lo renueves”.

Dayvasos, por su parte, aprovechó una oportunidad de mercado en donde las personas disfrutan, en un territorio siempre caliente, de una bebida refrescante. Aunque, de acuerdo con expertos en publicidad, el desarrollo del negocio se dio de forma azarosa más que planeada.

Parte del éxito de Dayvasos se debe, primero, a que atinaron con una propuesta original, de acuerdo con Salamanca; y luego a que las tiendas físicas, donde el servicio únicamente abarca el pedido y entrega de tu bebida, funcionan en esa zona del país, a diferencia de la CDMX donde se prefiere el servicio más personal y atento.

Si van a tener una tienda física, tienen que mostrar un buen punto de venta, tener un buen merchandising, que sea atractiva, que sepan quién es su mercado para saber qué va a ofrecer, y por otro lado tener una buen estrategia de comunicación”, dijo Silvia González, docente de la UNAM y la IBERO con especialidad en mercadotecnia.

A pesar de estos aciertos de Dayvasos y también de Moscos, Salamanca comentó que ninguna de las dos marcas parece tener un plan de negocio bien trazado.

“Se tienen que contratar expertos para que ayuden en las cuestiones de imagen, de publicidad, planeación. Cuando pones un negocio, debe haber un plan financiero, un plan de recursos humanos, operativo (...). Yo veo que no tienen un plan. Les ha funcionado y están siendo bien conocidos, pero se pueden perder. Les puede ir bien o les puede ir mal, pero es un azar”, apuntó Salamanca.

Es por ello que, para Silvia González, hay tres factores que una marca mexicana debe seguir para que tenga éxito: “Tener una estrategia de comunicación, tener calidad (propuesta original y atractiva), y que para las marcas pequeñas todo esté dirigido hacia lo digital y al ecommerce”.

En palabras de los expertos, lo que sigue para Dayvasos es consolidar la marca y no querer acaparar todos los puntos de venta, además de detenerse a hacer un plan diagnóstico de lo que han hecho para tomar decisiones a futuro; y para Moscos sería expandirse en punto estratégicos como lo están haciendo hasta ahora en los aeropuertos.