Empresas

10 firmas que 'harán química' con la
apertura energética

La reforma al sector abrirá la puerta a la industria privada en la producción de pretroquímica básica, la cual tiene un valor de 177 mil mdp anuales. En México hay 10 empresas que tienen el potencial para competir en el mercado petroquímico mexicano y aprovechar la apertura.
Axel Sánchez
24 julio 2014 18:57 Última actualización 25 julio 2014 5:0
Manufacturas

(Foto: Bloomberg/Archivo)

La reforma energética abrirá la puerta para que el sector privado entre a la manufactura de petroquímicos básicos, una actividad que era exclusiva del Estado. Con esto, se incentivará el desarrollo de una industria que tiene un valor de 177 mil millones de pesos anuales, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En México operan cerca de 75 compañías que fabrican materia prima para productos de plástico, de las cuales, hay 10 empresas que cuentan con know-how para crear petroquímicos básicos.

Se trata de las firmas internacionales Braskem/Idesa, A.Schulman de México, DuPont, BASF, Ferrostaal, Croda y Dow Química Mexicana, que son las que cuentan con experiencia internacional y además tienen operación dentro del territorio nacional. Mientras que por el lado de las mexicanas figuran Alpek, Cydsa y Mexichem, las cuales tienen operaciones o alianzas en dicho sector en el exterior.

Alejandro Llovera, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), explicó que en México hay un desabasto de estos químicos, debido a que hay un sólo fabricante: Pemex.

Del consumo total de petroquímica básica en México, 75 por ciento se importa de Estados Unidos. “Por esta razón gran parte de los productos finales también son importados”, dijo Llovera.

Braskem-Idesa es una de las firmas que lleva la delantera, con la inversión de 4 mil millones de dólares en la planta Etileno XXI, el proyecto químico más grande de México.

“Somos fuertes en la cadena del etileno, propileno, vinílicos, insumos básicos... el país requiere de más inversión y nosotros vemos una gran oportunidad”, dijo Roberto Bischoff, presidente de la firma.

BASF es otra empresa con potencial de inversión. El presidente de la compañía en México, Michael Stumpp, comentó que están evaluando todas las oportunidades.

En un país como México, donde hay petróleo y gas, la participación de la industria química en el PIB debería estar entre 2 y 3 por ciento, pero ahora sólo es de 1.5 por ciento, entonces si cerráramos esas cadenas la industria química se duplicaría

A.Schulman opera en México desde hace 24 años y tiene experiencia en el área. La empresa de origen estadounidense es considerada como una competidora fuerte de ExxonMobil Chemical, subsidiaria de la petrolera Exxon.

Por su parte, Croda, que forma parte del holding chino Jebsen Industries, se ha desarrollado en los sectores químico, de gas y petróleo. Por ahora, esta firma sólo manufactura químicos para cuidado personal, pero le interesa aprovechar la apertura del sector en México.

Dow, líder en la industria de compuestos químicos especializados, materiales avanzados y plásticos, es otro grupo que ya puso la mira en México. Con ventas anuales por 57 mil millones de dólares, tiene el potencial para competir en el mercado petroquímico mexicano.

DuPont, a su vez, es una de las empresas con más años de presencia en México, donde produce distintos productos a base de plástico. Sin bien la firma no tiene planes de corto plazo para abrir una planta pretroquímica en el país, no descarta encontrar nuevas oportunidades con la apertura del sector.

Ferrostaal es otra empresa dedicada al desarrollo de proyectos relacionados con el petróleo y gas, además de la petroquímica, la cual puede fortalecerse en México.

Y LAS MEXICANAS...

Recientemente, Mexichem firmó un convenio con Oxychem para realizar cracker de etileno con una capacidad cercana a 550 mil toneladas por año, la cual requiere una inversión de 750 millones de dólares.

“Hay que ver las leyes secundarias, tenemos interés de ver todas las oportunidades que da la reforma, incluyendo la petroquímica básica”, dijo Antonio Carrillo, CEO de la transnacional mexicana.

Por su parte, el conglomerado Alfa es una empresa que evalúa oportunidades en exploración de gas y petróleo, por lo que por medio de Alpek buscará impulsar sus ingresos que se han visto golpeados por los bajos precios del plástico.

Cydsa, a su vez, está invirtiendo 250 millones de dólares en proyectos de almacenamiento de gas natural en cavernas, la instalación de una planta para cloro y sosa cáustica en García, Nuevo León, con lo que se prepara para aprovechar las oportunidades que habrá con la reforma al sector.

Da clic en la imagen para agrandarla

Estas son algunas de las empresas que pueden tener en México una oportunidad para ensanchar su negocio.
La producción nacional de productos de petroquímica se encuentra 28 por ciento debajo de lo que se consume en el país.