Empresas

10 automotrices en EU incluirán freno de emergencia automático en vehículos nuevos

Audi, BMW, Ford, General Motors, Mazda, Mercedes Benz, Tesla, Toyota, Volkswagen y Volvo respaldaron un acuerdo por el que se comprometen a incluir en todos sus vehículos nuevos un sistema de frenado automático de emergencia.
AP
11 septiembre 2015 19:14 Última actualización 11 septiembre 2015 19:15
Diez compañías automotrices se comprometieron a instalar un sistema de frenado de emergencia en todos sus vehículos nuevos en EU. (Bloomberg)

Diez compañías automotrices se comprometieron a instalar un sistema de frenado de emergencia en todos sus vehículos nuevos en EU. (Bloomberg)

WASHINGTON.- Diez compañías automotrices se comprometieron con el gobierno de Estados Unidos y con un grupo privado de seguridad a incluir en todos los vehículos nuevos un sistema de frenado automático de emergencia, una medida que según funcionarios de transporte podría reducir significativamente muertes y lesiones por accidente vial.

El acuerdo, sin especificar un cronograma para implementar el cambio, fue respaldado por Audi, BMW, Ford, General Motors, Mazda, Mercedes Benz, Tesla, Toyota, Volkswagen y Volvo, que en conjunto representaron 57 por ciento de las ventas de automóviles y camiones ligeros en Estados Unidos en 2014.

El freno de emergencia automático incluye una serie de sistemas diseñados para prevenir una cifra alta de choques, especialmente por alcance posterior, en los cuales los conductores no aplican los frenos o no lo hacen con suficiente potencia para evitar o mitigar una colisión.


Los sistemas utilizan sensores en el vehículo, como radar, cámaras o rayos láser, para detectar un choque inminente, advertir al conductor y, si éste no tiene una reacción suficiente, aplicar el freno de emergencia.

La tecnología ya está disponible en algunos vehículos, pero es normalmente opcional.

Hacer que la tecnología sea un estándar es parte de una nueva era en la seguridad vehicular en la cual el enfoque está en prevenir choques en lugar de en proteger a los ocupantes de sus efectos, dijo el viernes el secretario de Transporte, Anthony Foxx, en un comunicado en el que anuncia los compromisos.

"Si tecnologías como el frenado de emergencia automático están disponibles sólo como opcionales o en los modelos más caros, muy pocos estadounidenses verán los beneficios de esta nueva era", añadió.

El compromiso fue hecho ante la Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Carreteras, la cual regula a los fabricantes de vehículos, y la Insurance Institute for Auto Safety, un grupo industrial que investiga y promueve la seguridad.

Defensores de la seguridad vial criticaron el esfuerzo, calificándolo de acuerdo amañado que permite a los fabricantes de vehículos evitar la posibilidad de que el Departamento de Transporte imponga una obligación legal para incluir el sistema automático de frenos en automóviles y establezca estándares obligatorios para la tecnología.