Economía

Zoques piden cancelación definitiva de extracción de pozos en sus territorios

Los pueblos indígenas aseguraron que los proyectos mineros, de hidrocarburos, represas y geotermia, afectarían 180 mil hectáreas propiedad de sus pueblos.
Corresponsal Ángeles Mariscal
22 junio 2017 19:50 Última actualización 22 junio 2017 20:26
shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

Tuxtla Gutierrez, CHI.- Habitantes de nueve municipios de Chiapas dijeron que la Secretaría de Energía (Sener) no realizó conforme a derecho la consulta y aprobación de los pueblos indígenas para abrir 12 pozos a la extracción de hidrocarburos en su territorio.

Explicaron que antes de otorgar a la iniciativa privada las concesiones para la extracción, la secretaría sacó del proceso de licitaciones la convocatoria para abrir los pozos en el territorio zoque.

Sin embargo, esta es una medida provisional, y la Secretaría dijo que continuará el proceso de consulta para conseguir la aprobación de las comunidades e incluir en futuras convocatorias la licitación para abrir los 12 pozos.

Tras lograr esta victoria, y aún antes que se conociera la determinación de la Sener –misma que se hizo pública la noche del pasado miércoles-, indígenas zoques habían convocado a una marcha que este jueves partió de sus municipios y llegó a la capital del estado.

En la manifestación, los zoques dejaron claro que su objetivo es la cancelación definitiva del proyecto de extracción de hidrocarburos, pero también la anulación de las concesiones mineras, hidroeléctricas y geotérmicas.

“Sobre nuestros territorios la amenaza es real por las 11 concesiones mineras otorgadas por el Gobierno con un total de 70 mil hectáreas, de los cuales ya se encuentra en operación la Minera Frisco en Solosuchiapa, propiedad de Carlos Slim.

“También está vigente la ampliación de la presa hidroeléctrica sobre las tierras de Chicoasén; un proyecto de geotermia sobre el cráter del Volcán Chichonal que afectará 15 mil hectáreas; un geo-parque en el mismo Volcán con 2 mil 400 hectáreas; además de pequeñas represas en Ocotepec y Chapultenago”, detallaron.

En total, más de 180 mil hectáreas de montañas de niebla, manantiales, ríos, tierras ejidales y espacios simbólicos de los pueblos indígenas, se encuentran amenazadas por los proyectos extractivos.

Ante ello, explicaron que las comunidades afectadas han dispuesto a establecer un proceso de organización y articulación comunitaria. Esta quedó demostrada con la marcha que realizaron este día desde sus poblados de origen, hasta la capital del estado.

En la marcha estuvieron acompañados por sacerdotes católicos, quienes son vistos como líderes morales de las comunidades. También se sumaron maestros e integrantes de organizaciones campesinas del estado, y observadores y defensores de los derechos humanos.

Al final de la manifestación sostuvieron que el pueblo zoque declara a sus territorios libres de proyectos extractivos. Entregaron al gobierno del estado un documento donde explican su posición ante la industria extractiva, y demandan se respete el derecho de los pueblos indígenas a la autoconsulta y la libre autodeterminación.