Economía

Zona metropolitana de Querétaro crece sin freno

Según datos del Consejo Estatal de Población de Querétaro, la migración es un factor que repercute en el incremento poblacional del estado, pues diariamente ingresan 63 personas provenientes de otras entidades federativas y 5 de otros países
Sirse Rosas / Marvella Colín
30 mayo 2014 9:26 Última actualización 30 mayo 2014 10:10
Zona metropolitana de Querétro

Con un aumento de población de 2.9%, supera a las 59 zonas metropolitanas del país. (Cuartoscuro)

QUERÉTARO, Querétaro.- La Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ) ha mantenido en la última década un ritmo de crecimiento imparable, lo que la ha ubicado como la más dinámica del país, pero al mismo tiempo significa una creciente demanda de infraestructura, vivienda y servicios.

De 2000 a 2010 registró un avance promedio anual en su población de 2.9 por ciento, cuando el promedio nacional de las 59 zonas metropolitanas del país fue de 1.6 por ciento, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo).

La población de la zona metropolitana del Valle de México creció 0.9 por ciento anual entre 2000 y 2010; en la de Guadalajara el aumento demográfico fue de 1.8 por ciento por año; en la de Monterrey de 1.9 y en la zona de León, Guanajuato, de 2.3 por ciento.

De acuerdo con el Consejo Estatal de Población (Coespo) de Querétaro, la migración es un factor que repercute en el incremento poblacional del estado, pues diariamente ingresan 63 personas provenientes de otras entidades federativas y 5 de otros países; con ello se ubica a la entidad en el lugar 14 en materia de inmigración interestatal y 25 en inmigración internacional en el contexto del país.

Esto, a pesar de que también salen de la entidad en promedio 36 personas a diario hacia otras entidades y 24 personas emigran hacia Estados Unidos.

Entre los municipios que conforman la zona metropolitana queretana: Querétaro, El Marqués, Corregidora y Huimilpan, hay un crecimiento de la población importante en los últimos tres años.

El Marqués encabeza el repunte poblacional con un aumento promedio de 5.1 por ciento anual entre 2010 y 2013; en Corregidora el avance ha sido de 4.3 por ciento por año, y en Querétaro de 1.6 por ciento anual.

El promedio de edad habla de una población joven con 25 años para toda la entidad y varía un poco por municipio. En la capital queretana el promedio es de 26 años, en San Juan del Río de 25, en Corregidora de 27, en El Marqués de 23 y en Huimilpan es de 21 años. Estos promedios indican que en un futuro cercano la población joven soltera formará nuevo hogares y por ende demandará más vivienda.

VIVIENDA

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 2000 a 2010 Querétaro incrementó el número de viviendas en 140 mil nuevas, registrando 450 mil 104 casas en total.

La población que demanda servicios de salud tuvo un aumento de 211 por ciento; ya que pasó de 637 mil 813 en 2000 a un millón 351 mil 726 personas una década después.

En cuanto al parque vehicular, datos de Inegi indican que pasó de 39 mil 984 en 1980 a 496 mil 132 en 2012, aunque según a estudios que realizó el gobierno del estado, previos a la obra de ampliación de Bernardo Quintana, el parque vehicular ya había superado las 600 mil unidades. Esto representa un crecimiento en el número de vehículos de alrededor de mil 500 por ciento, es decir, 560 mil nuevos automóviles circulando en el estado.

AGUA Y ENERGÍA ELÉCTRICA

De igual manera, el crecimiento de la entidad se ha visto reflejado en la demanda de servicios, ya que mientras en 1980 la Comisión Estatal de Aguas (CEA) registraba 26 mil contratos, actualmente son 420 mil.

“La zona conurbada se abastecía con cinco pozos (en 1980), hoy lo hace con 90. Se requerían cinco litros por segundo, hoy metemos 3 mil litros por segundo. Había 16 pozos al interior del estado, hoy se tienen 280”, informó el vocal ejecutivo de la comisión, Habib Wejebe Moctezuma.

Detalló que en este año se van a invertir alrededor de 940 millones de pesos del Presupuesto de Egresos de la federación en todo el estado, principalmente en la instalación de redes de agua potable.

Y aunque el mismo gobernador del estado ha alertado sobre la situación de escasez de agua, según la CEA el Acueducto II está acarreando mil 500 litros por segundo desde el estado de Hidalgo, por lo que hoy los pozos de la zona conurbada trabajan a menos de 50 por ciento de su capacidad, e incluso algunos no operan por la falta de demanda.

“Es decir, todos los pozos de la zona conurbada están funcionando y están listos para arrancar en cuanto sea necesario.”

En cuanto al consumo de energía eléctrica, en 1992 fue de 2 mil 175 GWh (Gigawatt-hora) y en 2011 fueron 4 mil 468 GWh, de acuerdo con el índice de Ventas Totales por Región y Entidad Federativa, de los estudios de Prospectiva del Sector Eléctrico 2004-2013 y 2012-2016.

En este sentido, el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad, (CFE), Mauricio Reyes Caracheo, dijo que la demanda en Querétaro en 2013 tuvo un crecimiento del 6.0 por ciento, cuando la media nacional está en 4.0 por ciento, y se registraron en Querétaro 21 mil clientes nuevos el año pasado.

Además el incremento de demanda de energía eléctrica en el ramo industrial en la entidad registra una tasa anual por arriba de la media estatal y nacional, con 8 por ciento al año.

Detalló que de los 500 mil kilowatts/hora que factura mensualmente la entidad, 70 por ciento corresponde al consumo de energía por parte de la industria.

El municipio de Querétaro el que más energía demanda, seguido de El Marqués. Cada año la CFE en el estado invierte un promedio de 600 millones de pesos en infraestructura eléctrica, monto que permite satisfacer los requerimientos de los usuarios queretanos, que a la fecha suman 523 mil.

“De acuerdo con nuestras estadísticas y planeación, tenemos contemplado que el crecimiento se siga dando igual y estamos preparados para suministrar el servicio”, comentó.

Detalló que por cada zona fabril que se crea en el estado, se genera una demanda de alrededor de 20 mil nuevos usuarios de casahabitación.