Economía

Zacatecas se declara en quiebra técnica y anuncia medidas de austeridad

Jorge Miranda Castro, secretario de Finanzas del estado, dijo que el gobierno necesita 2 mil millones de pesos al cierre del año para enfrentar los compromisos de pago con el sector educativo y la deuda pública.
Corresponsal Isaías León
05 octubre 2016 16:51 Última actualización 05 octubre 2016 17:42
Pesos. (Shutter stock)

Pesos. (Shutter stock)

ZACATECAS.- Ante la quiebra técnica en la que se encuentran las finanzas públicas de Zacatecas, Jorge Miranda Castro, secretario de Finanzas estatal, anunció una serie de medidas para generar ahorros en el sector público.

Esto luego de anunciar que el gobierno estatal necesita 2 mil millones de pesos al cierre del año para enfrentar los compromisos que se tienen, especialmente con el sector educativo y el pago de la deuda pública.

Sin señalar a posibles responsables de la crisis que enfrentan las finanzas públicas, Miranda Castro detalló que las presiones económicas que enfrenta el gobierno estatal al cierre del año están “ahogando las finanzas” estatales.


Con una dependencia de las participaciones federales, las cuales suman el 96 por ciento del total de los ingresos de la entidad, Zacatecas no cuenta con fuentes de ingresos necesarias para enfrentar los compromisos financieros en los próximos meses del años y que suman 2 mil 3 millones 60 mil 542 pesos.

De esta cantidad, el gasto educativo es que mayor carga genera a las finanzas estatales y que representa el 23.2 por ciento.

Reconoció que la deuda pública del estado asciende a 7 mil 698 millones 646 mil 666.65 pesos, distribuida en 9 operaciones; dos contratadas con Banorte, dos más con Bancomer, una con Interacciones, HSBC y Santander y dos con Banobras.

Afirmó que sin la ayuda del gobierno federal no será posible enfrentar esta contingencia ya que no existe el mecanismo para obtener más recursos en lo local.

Ante ello, anunció un acuerdo de austeridad, racionalidad y disciplina del gasto, con el que pretenden alcanzar ahorros por 50 millones de pesos.

“¿Cómo es que los servidores públicos -sobre todo los de primer nivel- traían suburban, incluso los fines de semana? Todo mundo debe traer su vehículo particular con un control estricto del uso de combustible ya que aquí hemos detectado una gran fuga de recursos”, explicó.