Economía

Vino y aceite de oliva… ¿de Inglaterra?

Debido al cambio climático, España, Italia y Grecia, naciones productoras de aceite de oliva perderán sus características climatológicas para cultivar las aceitunas y dejarán el mercado libre al Reino Unido, esto en el 2050. 
Valente Villamil
24 febrero 2016 22:30 Última actualización 25 febrero 2016 5:0
Vino

Inglaterra acaparará el mercado de vinos. (Bloomberg)

En poco más de 30 años usted podrá tener en el centro de su mesa aceite de oliva y vinos de países como Inglaterra. ¿El culpable? el cambio climático.

El incremento de las temperaturas en el mundo, en específico en la zona del Mediterráneo, afectaría gravemente la producción de aceite de olivo y vino, productos insignia de los países que comparten dicha costa, de acuerdo con el estudio “Cambio Climático en Europa. Percepción e Impactos”, elaborado por un miembro del Panel Internacional del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

A causa de este incremento de temperatura, que para 2050 se espera rebase los 30 grados con olas de calor de hasta 50 grados, se verá como los cultivos se irán desplazando en búsqueda de condiciones climatológicas óptimas.

España, Italia y Grecia, principales productores de aceitunas, perderán las características climatológicas necesarias para cultivarlas, mientras que el Reino Unido será capaz de hacerlo.

“Será muy probable que en los últimos años a medida de que esté cayendo la producción se vaya dando una elevación de los precios “, dijo Jonathan Gómez, autor del estudio, a El Financiero. “No cabe duda que estos precios se eleven y por lo tanto nuevos países puedan entrar con precios mucho más competitivos como quizá pueda ser el Reino Unido en unos años con el aceite de oliva”, advirtió.

Cifras de FAOSTAT, el banco de datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, muestran como la producción de aceitunas y aceite de oliva en España, Italia y Grecia se redujo.

De 2011 a 2013 la producción de aceite de oliva en España pasó de poco más de un millón 500 mil toneladas a un millón 100 mil, la mayor caída entre los principales productores. Le sigue Italia, que pasó de 572 mil a 442 mil toneladas y Grecia, que pasó de 350 mil a 305 toneladas.

A medida que se redujo la producción de este aceite Mediterráneo, en México, si bien aún es incipiente, creció 20 por ciento al pasar de 200 a 240 toneladas en el mismo periodo.