Economía

Ventas de GM, Chrylser
y Nissan en EU crecen
19% en septiembre

Aunque los reportes de las principales automotrices fueron mixtos, los números, en general positivos, indicaron que continuó la fortaleza en la industria. GM, Chrysler y Nissan reportaron aumentos anuales de ventas de 19 por ciento, mientras que en Ford bajaron 3 por ciento.
Reuters
01 octubre 2014 12:16 Última actualización 01 octubre 2014 14:1
 [Ingenieros de Ford renuevan la industria automotriz. / Reuters] 

Tal vez los generosos incentivos para los consumidores, como tasas bajas y financiamiento al cero por ciento, estén reduciendo la demanda a futuro. (Reuters)

DETROIT.- Los consumidores estadounidenses compraron más autos en septiembre que en el mismo mes del año pasado, aunque los primeros resultados de las ventas de las principales automotrices fueron mixtos.

General Motors Co., Chrysler Group de Fiat SpA y Nissan Motor Co. reportaron aumentos anuales de ventas. Sin embargo, Ford registró una baja leve en sus ventas respecto del nivel de hace un año.

Los resultados, en general positivos, indicaron que continuó la fortaleza en la industria.



Un sondeo de Reuters entre nueve analistas mostró expectativas de un alza de 10 por ciento en septiembre, hasta aproximadamente 1.25 millones de vehículos en toda la industria.

Las ventas de Ford bajaron 3.0 por ciento, a 180 mil 175 unidades, en momentos en que la empresa moderaba la producción de la camioneta F-150, el vehículo más vendido en el país, a fin de prepararse para el lanzamiento del modelo rediseñado de 2015.

Analistas encuestados por Reuters preveían un declive similar.

Las ventas de GM crecieron 19 por ciento, a 223 mil 437 unidades, en línea con las expectativas de los expertos.

Chrysler informó que sus ventas subieron 19 por ciento, a 169 mil 890. Los analistas habían previsto un aumento de 17 por ciento.

Las ventas de Nissan ascendieron 19 por ciento, a 102 mil 955. Los analistas esperaban una subida de 15 por ciento.

Si bien las proyecciones apuntan a otro mes de ventas buenas, algunos analistas estaban preocupados de que los generosos incentivos para los consumidores, como tasas bajas y financiamiento al cero por ciento, estén reduciendo la demanda a futuro.