Economía

Venta de autos en China cae nuevamente en mayo; pone de relieve debilidad económica

La Asociación de Fabricantes de Automóviles de China dijo que las ventas de vehículos comerciales y de transporte de pasajeros totalizaron en el país 1.9 millones de unidades el mes pasado.
Reuters
10 junio 2015 9:3 Última actualización 10 junio 2015 9:14
autos asiáticos

autos asiáticos (Archivo El Financiero)

EKÍN/HONG KONG.- Las ventas de autos en China disminuyeron por segundo mes consecutivo en mayo, en la primera caída seguida desde fines de 2011, lo que resalta la debilidad en la segunda economía más grande del mundo.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles de China (CAAM por su sigla en inglés) dijo que las ventas de vehículos comerciales y de transporte de pasajeros totalizaron en el país 1.9 millones de unidades el mes pasado.

Esto representa una caída de 0.4 por ciento interanual y sigue a un retroceso de 0.5 por ciento en abril, según señaló CAAM en una conferencia de prensa en Pekín.


La última vez que las ventas anuales cayeron durante dos meses seguidos fue en octubre y noviembre de 2011.

"El crecimiento en la producción y las ventas de automóviles de hecho se están desacelerando", dijo Yao Jie, subsecretario general de la asociación. "Esta situación está básicamente en línea con la 'nueva normalidad' del Gobierno en economía", agregó.

El primer ministro Li Keqiang describe la nueva etapa de desarrollo económico de China como la "nueva normalidad", un período de crecimiento desacelerado en el cual el país debe orientarse a conductores de crecimiento más sostenibles.

La desaceleración en el mayor fabricante mundial de autos se suma a desafíos para muchas automotrices que también enfrentan una creciente competencia de precios. El mes pasado, General Motors Co dijo que había recortado los precios de 40 de sus modelos en China.

La desaceleración económica china está mostrando ser peor de lo esperado. Los economistas del banco central redujeron el miércoles su pronóstico de crecimiento del producto interno bruto (PIB) en 2015 desde 7.1 al 7 por ciento.