Economía

Venezuela quiere el dinero de los 'capitalistas'; negocia crédito
por 5 mil mdd

El presidente del Banco Central de Venezuela dio a conocer que el país sudamericano está en conversaciones avanzadas para obtener los recursos de la banca internacional y fondos de inversión utilizando al petróleo y sus minas de oro como garantía.
Reuters
26 febrero 2016 21:23 Última actualización 26 febrero 2016 21:27
 [El incumplimiento a las recomendaciones desató un recrudecimiento de la violencia en las cárceles, jamás visto en Venezuela / Bloomberg] 

[El incumplimiento a las recomendaciones desató un recrudecimiento de la violencia en las cárceles, jamás visto en Venezuela / Bloomberg]

CARACAS.- Venezuela está cerca de conseguir un préstamo por 5 mil millones de dólares mientras evalúa otras estrategias financieras para aumentar su liquidez y cumplir con sus pagos de deuda utilizando sus enormes reservas de crudo y oro como garantía, dijo en entrevista el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV).

Nelson Merentes aseguró que las conversaciones con la banca internacional y fondos de inversión para concretar el crédito están "bastante avanzadas".

Del monto solicitado, tres mil millones de dólares serán destinados a inyectar recursos a las arcas del Estado y los restantes dos mil millones irán para desarrollar un proyecto aurífero conjunto con la pequeña minera canadiense Gold Reserve. "Tenemos buena posibilidad de conseguirlo lo más rápido posible", dijo Merentes.

El funcionario explicó que el préstamo será cancelado con los dividendos arrojados por la exportación del oro producto del desarrollo de un postergado pero promisorio proyecto aurífero en el sur del país, donde Gold Reserve compartirá participación con el estado venezolano en una empresa mixta, la cual se espera se constituya como máximo en un mes, una condición impuesta por los prestamistas.

El miércoles, el presidente Nicolás Maduro anunció que la minera listada en la bolsa de Toronto, que demanda una indemnización al país petrolero por 750 millones de dólares tras el abrupto fin de una concesión que mantuvo hasta 2009, volvería para desarrollar las minas Brisas y Las Cristinas, ambos yacimientos tenían certificadas reservas equivalentes a 100 mil millones de dólares, a un ritmo de explotación de 20 años.

Pero a pesar del optimismo, la negociación podría no ser tan fácil. Analistas dudan que la minera, que según sus informes financieros no tiene proyectos en producción y solo unos 2.2 millones de dólares en efectivo, pueda adelantar un proyecto rápido.

Una portavoz de Gold Reserve declinó a comentar sobre la operación, y dijo que la compañía emitirá un comunicado.

Merentes adelantó que el país espera conseguir otros socios privados para desarrollar áreas mineras adicionales, no sólo en oro, sino también en diamantes y coltán.

Para ello ha presentado el esquema a empresas mineras de 35 países, además de bancos de inversión. En este sentido, dijo que recibieron la visita de instituciones financieras de Canadá, Alemania y China, entre otros países.

No obstante, analistas consideran que entre los inversores podría pesar demasiado el recuerdo de la ola de expropiaciones que llevó a cabo el fallecido presidente Hugo Chávez.

REESTRUCTURACIÓN

Merentes, quien recalcó la voluntad de Venezuela de honrar su deuda externa y su tradición de buen pagador, dijo que no descartan usar sus ingentes reservas de oro y crudo como garantías en procesos de reestructuración de la deuda emitida por el país y Petróleos de Venezuela (PDVSA).

A su vez, el presidente de PDVSA, Eulogio Del Pino, dijo que están en conversaciones con la banca internacional para reestructurar parte de sus pagos de 2016, los cuales ascienden a tres mil 500 millones y así evitar un default a finales del año.

"Toda la arquitectura financiera que permita un commodity (materia prima) como el oro, el petróleo (como garantía), la vamos a hacer. Si las condiciones son las adecuadas (...) todo eso está pensado. No se puede descartar ninguna idea", explicó.

"Todo lo que puedas reestructurar ahorita, reestructúralo: yo doy una opinión técnica", agregó.

Más temprano el viernes, el Ministerio de Finanzas confirmó que Venezuela pagó mil 543 millones de dólares del vencimiento de su bono Global 2016 más intereses.

Sin embargo, debido al enorme sacrificio que supuso cumplir con este pago, persiste entre los tenedores de títulos venezolanos la preocupación de que el país caiga en un incumplimiento hacia fines de año.