Economía

Venezuela decreta aumento de 30% en el salario mínimo por mayor inflación en 2015

Este es el segundo incremento en el año y, de acuerdo con el presidente de la nación sudamericana, permitirá recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos; sin embargo, este ajuste se quedará corto ante una expectativa de inflación de 80%.
Redacción
15 octubre 2015 21:27 Última actualización 15 octubre 2015 21:39
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. (Reuters)

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. (Reuters)

CARACAS.- El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el jueves un incremento de 30 por ciento al salario mínimo para recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos, erosionado por una desbordante inflación.

"Yo he decidido, para proteger el salario del último trimestre del año 2015 y dejar protegido de los capitalistas ladrones el salario del primer trimestre de nuestra amada clase obrera, decretar un aumento del salario mínimo nacional del 30 por ciento y de modificar la base de cálculo del cesta ticket (bono alimentario) del 0.75 por ciento al 1.5 por ciento", dijo Maduro en un acto con trabajadores siderúrgicos transmitido a la nación por cadena de radio y televisión.

El mandatario ya había aprobado en mayo pasado un incremento de 30 por ciento al salario mínimo.


El aumento a este salario se da en medio de una galopante inflación que al cierre del año pasado alcanzó 68.5 por ciento y severos problemas de desabastecimiento de algunos alimentos y productos básicos.

Maduro también adelanto que la tasa de inflación de Venezuela podría alcanzar un 80 por ciento al cierre de 2015, mencionando previsiones del Banco Central y del Instituto Nacional de Estadísticas de ese país.

Con este aumento, el salario mínimo se ubicará para noviembre en nueve mil 649 bolívares, unos mil 531 dólares a la tasa oficial de 6.30 bolívares por dólar, pero menos de 14 dólares según la cotización de la divisa en el mercado negro, ampliamente utilizado para establecer muchos de los precios de los bienes.

Maduro resaltó que con la sumatoria del salario mínimo y un bono alimentario dispuesto en las leyes venezolanas, el ingreso mínimo de los trabajadores será superior a los 16 mil bolívares a partir del primero de noviembre para todos los trabajadores.

En los últimos nueve años Venezuela ha registrado una de las mayores tasas inflacionarias de la región a pesar de tener control de precios y cambio desde 2003.

Los analistas asocian los problemas de inflación y desabastecimiento al agotamiento del modelo de controles y a un crecimiento del gasto público que ha llevado el dinero circulante en la economía a niveles nunca vistos.

Pese a que las autoridades tienen casi un año sin publicar el índice inflacionario, algunos analistas han estimado que al cierre del 2015 la inflación superará los tres dígitos.

Maduro hace frente a esta crisis en medio de una caída en su popularidad, que está alrededor de 25 por ciento, y que amenaza con complicar las posibilidades de triunfo del oficialismo en las elecciones parlamentarias previstas para este año.

Con información de AP y Reuters