Economía

Venezuela, al borde de la hiperinflación: ex director de banco central

José Guerra, ex director de la entidad, advierte que el ciclo de escasez e inflación en Venezuela podría llevar a una hiperinflación.
Notimex
28 abril 2014 9:29 Última actualización 28 abril 2014 9:30
Venezuela

Un cañonazo recordará a las 16.25 hora local, el momento exacto de la muerte de Chávez. (Reuters)

CARACAS.- Tras conocer el jueves que la inflación en Venezuela se situó en 4.1 por ciento en marzo, y extraoficialmente que la escasez fue de 29.4 por ciento, el economista José Guerra advirtió este lunes que el país entró en un ciclo de escasez e inflación que incluso podría llevar a una hiperinflación.

"Estamos en un ciclo de inflación y escasez ya demasiado pronunciado y estamos en la etapa de la aceleración inflacionaria, cuidado con una hiperinflación", dijo ex director de del Banco Central de Venezuela (BCV).

En términos generales, la hiperinflación se define por la pérdida de valor de una moneda a un ritmo acelerado y una inflación fuera de control, en la que los precios de los bienes y servicios aumentan.


El también catedrático de la pública Universidad Central de Venezuela (UCV) añadió que de momento "si no fuese por la escasez, la inflación sería muchísimo más fuerte, la escasez es la que te pone un límite al incremento de los productos que están regulados", pero incluso controlar precios puede ser insuficiente.

Guerra comentó que a estos problemas se suma la caída del crecimiento, que según el BCV en el cuarto semestre de 2013 la economía apenas creció 1.0 por ciento, algo que el economista privado consideró como la antesala de una recesión.

"Generalmente las recesiones terminan por contener la inflación, pero este no es el caso aquí, aquí se están acelerando la inflación, la escasez, en medio de una recesión de la economía", recalcó el experto para plasmar un cuadro sobre la economía venezolana.

Esta realidad ha venido acompañada por la decisión del BCV de retrasar la publicación de estos datos, de hecho el ente emisor lleva más de tres meses sin revelar índices de escasez, algo que para Guerra merma su credibilidad.

"Creo que el Banco Central terminó perdiendo ahí porque la credibilidad queda minada y la gente queda con dudas y con sospechas", añadió el catedrático, quien además tildó de "tontería" el retraso porque la cifra inflacionaria se filtró a la prensa.

Guerra subrayó que Venezuela está "en el peor de los mundos: inflación alta, escasez y recesión", algo que podría empujar al gobierno a una nueva devaluación de la moneda, el bolívar, para obtener más recursos por las exportaciones petroleras.

"La devaluación es la medida más a la mano porque no pueden emitir deuda en el exterior, los bancos no le prestan a Venezuela y el BCV no da para más. De manera tal que todo indica que la cosa se resolverá por la vía de la devaluación", auguró Guerra, finalmente.