Economía

Van por licencias para nuevas asociaciones de Pemex

El órgano de Gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos aprobó que los campos Cárdenas-Mora y Ogarrio sean migrados a contratos de licencia y no de producción compartida como originalmente estaba previsto. 
Sergio Meana
27 septiembre 2016 13:48 Última actualización 27 septiembre 2016 13:58
Pemex, aguas profundas

(Bloomberg)

El modelo de asociación de Pemex para los farm-outs o alianzas con terceros solicitadas desde 2014 se ha modificado ya que el órgano de Gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) dio su opinión favorable para que los campos Cárdenas-Mora y Ogarrio, los tres terrestres ubicado en Veracruz, sean migrados a contratos de licencia y no de producción compartida como originalmente estaba previsto.

Al inicio de la reforma energética la mayoría de los contratos, los ya firmados de la Ronda 1.1 y 1.2, y las propias asociaciones de Pemex de la Ronda 0, que llevan dos años retrasadas, tenían perfilados contratos de producción compartida con recuperación de costos.

En dicho contrato los privados deben de hacer listas que han sido calificadas como interminables y administrativamente complejas de todos los costos incurridos en los proyectos que luego son recuperados por el Estado. Además aquí tanto el contratista como el Estado son dueños de la producción.

Ahora la Secretaría de Energía (Sener), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Secretaría de Hacienda (SHCP) le ven más ventajas al contrato de licencia en el que la totalidad de la producción es de la empresa privada, también llamado contratista.

“Con la licencia se garantiza tanto al estado como al contratista menores costos de administración en virtud de que no implica el reconocimiento, la verificación y en su caso la sanción de los costos, gastos a los que se refiera el artículo 16 de la Ley de Ingresos Sobre Hidrocarburos”, declaró Sergio Pimentel, comisionado de la CNH.

En más ventajas de la licencia contra la producción compartida expuestas por la CNH, la Sener y Hacienda se encuentran una administración ágil y expedita.

También que los costos de comercialización de la producción no tienen lugar, pues la totalidad de la producción corresponde al contratista a cambio de la contraprestación en dinero que se le da al Estado.

“Los incentivos de los contratistas para lograr las mayores eficiencias en costos y gastos los prevé el contrato de licencia al depender única y exclusivamente del propio contratista la reducción de sus costos para obtener la mayor rentabilidad posible de su inversión a lo largo del proyecto”, recordó Pimentel.

Tercero como las licencias incluyen un bono a la firma que se hace de manera inmediata, los recursos llegan de manera más rápida a la Nación a través del Fondo Mexicano del Petróleo que ultimadamente es quien administra los ingresos provenientes de toda actividad relacionada con la exploración y extracción de hidrocarburos.

LO QUE SIGUE 

Ahora la Sener decidirá con base en esta opinión de la CNH si en verdad es la licencia la mejor manera de sacar estos contratos.
Luego de ello expediría la convocatoria para realizar una licitación en la que privadas concursen para asociarse con Pemex.

: