Economía

Universidades compiten por desarrollar
casas “solares”

Competencias como el Solar Decathlon 2014, que reúne a 16
delegaciones de varios países que compiten por presentar las mejores innovaciones en energías renovables aplicadas a viviendas, tiene como finalidad hacer más accesible la energía solar, la cual prevalecerá cuando el petróleo y el gas se acaben.
Atzayaelh Torres/Enviado
02 julio 2014 23:39 Última actualización 03 julio 2014 5:0
casa solar

El Solar Decathlon 2014 presenta las mejores innovaciones en energías renovables aplicadas a hogares. (Atzayaelh Torres)

VERSALLES, FRANCIA.- Brasil no es el único lugar en el mundo donde se efectúa una competencia internacional de peso. En Versalles comenzó el Solar Decathlon 2014, justa universitaria donde 20 delegaciones presentan innovaciones en el desarrollo de la energía solar, térmica o fotovoltaica, aplicada a los hogares.

Aunque la energía solar fotovoltaica sigue siendo la más cara en el mundo, ya que un megawatt hora (MWh) en edificios puede costar más de 400 dólares, contra 85 dólares que cuesta la eólica terrestre, o los 56 dólares de la geotérmica, competencias tecnológicas como el Solar Decathlon 2014 tienen la finalidad de popularizar esta fuente renovable. Para no pocos, esta energía es considerada la salvación del futuro, pues prevalecerá cuando el petróleo y el gas se terminen.

LA SELECCIÓN

Preocupados por el futuro energético en el mundo y con la finalidad de hacer cada vez más accesible esta fuente de energía que no se agota, un comité patrocinado por el Departamento de Energía de Estados Unidos fue el encargado de seleccionar los 20 mejores proyectos procedentes de un total de 16 países.

El Solar Decathlon surgió en Estados Unidos en 2002 como una iniciativa local; sin embargo, la primera versión europea se llevó a cabo en 2010 y a partir de ahí se realiza cada dos años, siendo esta, la de 2014, la primera que salió de Madrid, España.

Los competidores tendrán que pasar la férrea evaluación de un jurado especializado, luego de haber construido su casa solar en once días previos al arranque de la competencia, que se llevó a cabo el martes pasado.

Dicho jurado evaluará 10 aspectos principales de cada proyecto, entre los que destacan la funcionalidad, la eficiencia energética, arquitectura, diseño urbano, entre otros, y que deberán probar su viabilidad durante una semana en exhibición.

La finalidad es dar a conocer prototipos que en un futuro puedan convertirse en proyectos económicamente viables que permitan aprovechar el sol, la fuente de energía renovable por excelencia.

Eventos como este ayudan a dimensionar de una manera diferente la perspectiva que se tiene, afirmó Michel Orlach, vicepresidente global de Mercadotecnia de Schneider Electric, una de las empresas patrocinadoras del Solar Decathlon, quienes han asesorado a los alumnos.

Cifras de la Agencia Internacional de Energía dan cuenta que en una superficie de 130 kilómetros cuadrados, no más grande que la extensión de la ciudad de Los Ángeles, California, podría generarse suficiente energía solar fotovoltaica para alumbrar a todo el mundo.

Sin embargo, los altos costos de producción, con respecto al gas, o incluso contra otras fuentes de energía renovable como la eólica, hacen que este tipo de proyectos aún sean inviables en muchas partes del mundo. En vez de llevarlos a gran escala, expertos coinciden en que se deberá comenzar por los hogares.

Jorge Tenorio, especialista en temas de energía solar y miembro de la delegación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que participa en el Solar Decathlon, afirmó que la importancia de entrar en un mercado pequeño será vital para que las energías renovables figuren en el mapa energético del futuro, ya que se tiende a pensar que no serán los grandes negocios los que las impulsen.

VERANO UNIVERSITARIO

El ambiente en la ciudad donde se firmó el tratado que llevó a su culminación la Primera Guerra Mundial, está lejos de cualquier otra festividad de verano universitario.

De hecho, los alumnos se dicen agotados, pues llevan diez días durmiendo poco por un premio meramente honorario, pues de ganar el Solar Decathlon 2014, como lo hizo Francia en la edición de Madrid 2012, sólo tendrían la satisfacción de haber sido los mejores, pues no hay una garantía de poder masificar su proyecto.

Una universidad de la India quedó descalificada por no contar con los componentes necesarios para la justa tecnológica, pero aún así los integrantes del equipo persisten en la construcción de su casa sustentable.

El ambicioso proyecto de Francia, quien ganó el concurso pasado, también fue descalificado, puesto que utilizó algunos cables de polímeros que no son considerados del todo amigables con el medio ambiente.

Entre los visitantes llama la atención el proyecto de Costa Rica, quien se preocupó por ofrecer un buen diseño arquitectónico basado en madera de desperdicio y con comodidades orientadas a parejas de adultos mayores.

No sólo en el Mundial de Futbol los “Ticos” son favoritos, también lo son aquí en Versalles, puesto que Trópika, como llamaron a su casa de una planta, fue declarado en el Diario Oficial de aquella nación como un proyecto de “interés nacional” por su Presidente.

En la casa de Japón, por ejemplo, los alumnos instalaron una tableta digital en la entrada que permite reconocer la cara de aquel que quiere acceder y de esta manera abre la puerta de forma automática.

Algunas menos elaboradas, pero igual de interesantes son la de Chile, donde alumnos de la Universidad de Valparaíso propusieron un nuevo modelo de casa de emergencia para dar cobijo a ciudadanos durante los desastres naturales. Son viviendas de una sola habitación que a la larga van creciendo modularmente hasta convertirse en un hogar de buen tamaño.

CASA DE LA UNAM

Justo a un lado de los favoritos, México está presente a través del proyecto Casa, elaborado por estudiantes e investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, quienes competirán con otros proyectos gestados en varios países como Japón, Holanda, Dinamarca y Croacia, entre otros.

Sin embargo, durante el arranque de la competencia, el proyecto mexicano aún no estaba completo y se mantuvo cubierto por mantas un día después, cuando el pasado miércoles el equipo se ánimo a abrirla al público.

Una de las principales innovaciones con la que quieren sorprender es la inclusión de sensores de movimiento que permiten generar ahorros, además de estar enfocada en la población base de la pirámide, es decir, la de menores recursos, para aprovechar el problema del hacinamiento urbano.

“Está pensado para casas que siguen creciendo por el regreso de sus familiares; por ejemplo los hijos que se casan y regresan y pueden construir un piso de estos encima de la casa de sus papás y que sean construcciones sustentables”, relató Gustavo, uno de los estudiantes de la UNAM que participa en el evento.

Al respecto, Ángeles Rodríguez, líder del proyecto, comentó que además de patrocinadores privados, Casa contó con el apoyo directo de la Rectoría, así como de la Facultad de Ingeniería.

“Aquí lo más importante es que tenemos un concepto de bajo consumo energético; los demás tienden a automatizarlo todo, y este es al revés, no busca hacer que el usuario no haga nada sino que trata de abrirle la mente para que vea la realidad de su uso de energía”, comentó.

Casa está pensada para construirse en delegaciones o municipios de alta densidad poblacional como Iztapalapa o Chimalhuacán, por ejemplo.

mexico forma parte