Economía

Un crecimiento sustentable costará 4% más al mundo: FCH

En caso de que se siga con el uso intensivo de recursos fósiles, la demanda total a nivel global de infraestructura sustentable podría ascender a cerca de 90 millones de dólares, indicó Felipe Calderón, director de la Comisión Global de Economía y Clima.
Víctor Piz
13 octubre 2016 2:8 Última actualización 13 octubre 2016 5:5
Calderón

La Comisión Global de Economía y Clima que dirige el expresidente mexicano está integrada por diversos empresarios. (Especial)

El mundo necesitaría invertir 94 billones de dólares para la construcción de infraestructura sustentable —instalaciones de energía, transporte público, edificios, abastecimiento de agua, servicios sanitarios, entre otras— en los próximos 15 años, tan sólo cuatro billones, o cuatro por ciento más que en el escenario inercial que se tiene proyectado actualmente, aseguró Felipe Calderón, expresidente de México y director de la Comisión Global de Economía y Clima.

“Ahora la Comisión estima que la demanda total de infraestructura, lo que el mundo necesita de infraestructura, en energía, en muchas cosas, en los próximos 15 años, es 90 trillones de dólares (billones), no es que se requiera para infraestructura sustentable, es en general lo que se necesita”, señaló el ex mandatario en entrevista con El Financiero-Bloomberg.

“El elemento clave es que, si se sigue el modelo inercial de uso intensivo de recursos fósiles, si se sigue contaminando eso es lo que se requeriría. La pregunta que se hace la Comisión es cuánto se requeriría si hacemos el cambio a infraestructura sustentable, y lo sorprendente es que la diferencia es marginal: en lugar de 90 se requerirían 94”, dijo Calderón.

“Queremos desmontar la premisa
de que tendremos que escoger entre crecimiento económico o responsabilidad ambiental”


Incluso esa diferencia podría ser menor en términos financieros toda vez que el valor presente neto en el caso de escoger la alternativa sustentable, podría ser más bajo dado que hay menores costos operativos, por ejemplo, al operar plantas de energía verde.

La Comisión que dirige el expresidente mexicano, y que tiene naturaleza independiente, está integrada por empresarios como Paul Polman, CEO de Unilever; Chad Holliday, Chairman de Shell; ex primeros ministros como Gerardo Lagos de Chile, o Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, entre otras personalidades.

La misión del proyecto, explicó Calderón, es examinar cómo los países pueden crecer sin caer en los riesgos de contaminar más al ambiente e incrementar el daño por calentamiento.

“Lo que queremos es desmontar la premisa de que tendremos que escoger siempre entre crecimiento económico o responsabilidad ambiental, nosotros creemos que se pueden hacer las dos cosas si se actúa correctamente”, declaró en la entrevista el director de la organización global.