Economía

Tsipras sofoca rebelión interna y obtiene aprobación de reformas

Con 230 votos a favor en el parlamento heleno, Alexis Tsipras logró sofocar una rebelión al interior de su partido para obtener la aprobación de un segundo paquete de reformas que incluyen alzas de impuestos y disciplina presupuestaria.
Reuters
22 julio 2015 22:0 Última actualización 22 julio 2015 22:1
Tsipras

Tsipras ha sostenido que no está de acuerdo con las medidas exigidas a Grecia para financiar su rescate económico. (Bloomberg)

ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, contuvo hoy una rebelión en su partido izquierdista Syriza, al ganar la aprobación parlamentaria de un segundo paquete de reformas necesarias para iniciar las negociaciones por un acuerdo de rescate financiero.

La primera parte de las reformas, centradas principalmente en alzas de impuestos y disciplina presupuestaria, desató una rebelión en Syriza la semana pasada y las medidas fueron aprobadas solamente gracias a los votos de los partidos pro Unión Europea de la oposición.

La ley que votaron los legisladores a primera hora del jueves incluye reglas para lidiar con los bancos fallidos y agilizar el sistema judicial, otras dos condiciones fijadas por la zona euro y el Fondo Monetario Internacional para abrir negociaciones sobre un acuerdo de rescate por 86 mil millones de euros.

La legislación fue aprobada fácilmente con el respaldo de 230 votos en la cámara de 300 legisladores, nuevamente debido al apoyo de la oposición.

1
 

 

Tsipras

Pero 36 diputados de Syriza, o casi un cuarto de los 149 legisladores del partido, votaron en contra del proyecto en general o se abstuvieron. Sin embargo, fue una rebelión menor que la de 39 diputados que desafiaron a Tsipras la semana pasada.

"Tomamos decisiones difíciles y yo personalmente tomé decisiones difíciles, responsables. Hoy todos debemos redefinir las posibilidades que tenemos frente a nosotros dadas las nuevas circunstancias", dijo Tsipras en un llamado para que el parlamento aprobara las reformas.

El mismo Tsipras dijo públicamente que no está de acuerdo con las medidas exigidas a Grecia por sus pares de la zona euro y el FMI para iniciar conversaciones para un tercer rescate que salve al país de la bancarrota.

No obstante, tras dar un giro de última hora y aceptar el acuerdo para mantener al país dentro del euro, dijo al ala dura de su partido que debe enfrentar la realidad y apoyar el paquete.

Aún así, legisladores de la izquierda dura de Syriza, que se opusieron a la ley la semana pasada, rechazaron el proyecto de esta semana también al tiempo que criticaron la extensión del texto, de más de 900 páginas.

Junto a sus socios de coalición del partido nacionalista derechista Griegos Independientes, Tsipras suma 162 de los 300 escaños del Parlamento.

La rebelión de la semana pasada bajó su apoyo a solo 123 votos e hizo que funcionarios gubernamentales indicaran que es probable la convocatoria de elecciones anticipadas en septiembre u octubre, una vez se acepte el paquete.