Economía

Trump lleva táctica de negocios a la Casa Blanca

De acuerdo con especialistas, Donald Trump está impregnando a la Casa Blanca con su estilo de negociación, pues lo que pretende es posicionarse con fuerza para sacar el mayor provecho posible en los acuerdos.
Valente Villamil
26 enero 2017 23:8 Última actualización 27 enero 2017 5:5
Donald Trump

(Bloomberg)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está impregnando a la Casa Blanca con su estilo de negociación que lo caracterizaba como empresario para ejecutarlo en la ya inminente renegociación del TLCAN, coincidieron expertos.

Una muestra fue lo sucedido el martes por la noche, cuando Trump publicó en Twitter que la construcción del muro comenzaría al día siguiente (miércoles), horas antes de que el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se reunieran con el equipo del estadounidense.

Y ese día (miércoles), Trump firmó una orden ejecutiva para dar inicio a esta construcción.

Lo que el presidente de Estados Unidos pretende con esto es posicionarse con fuerza para sacar el mayor provecho en la antesala de la negociación, dijo Peter García, director del capítulo Woodlands-Costa del Golfo de la Cámara de Comercio Estados Unidos-México, que abarca el sur de Texas.

FOCOS
Estrategia. Las tácticas que utiliza Trump podrían dificultar las negociaciones a México para modernizar el TLCAN previo a que comiencen.

División. Busca hacer equipo con Canadá al otorgarle concesiones como el oleoducto Keystone XL que llevaría hidrocarburos.

Reclamos. Previo a su llegada a la presidencia amenazó a diversas automotrices para que invirtieran más en EU que en México.


“Lo que él hace es mejorar su posición en la negociación, está demostrando cartas como si estuviera jugando póker y simplemente antes de poner su carta está diciendo yo tengo esto. Es su forma de negociar”, dijo el empresario.

La estrategia se puede analizar si uno recuerda su campaña, de acuerdo con Thomas Tunstall, director de investigación del departamento de desarrollo económico de la Universidad de Texas en San Antonio.

“Una de las cosas que Trump dijo es que era muy bueno e incluso mejor que muchos diplomáticos para negociar acuerdos, por lo que supongo que se trata de una táctica de negociación”, apuntó Tunstall.
En tanto que para Gerardo Trujano, académico de la Universidad Anáhuac, esta situación en una clara señal de que Trump está conduciendo la Casa Blanca como si fuera su empresa.

“Quiere manejar no sólo la política económica, sino también la diplomática como ha manejado él sus empresas, como si él fuera la única voz que cuenta, que es lo que pasa en una empresa cuando es el dueño”, dijo Trujano.